Entre los muchos hechos interesantes ocurridos en la historia del mundo, hoy destacaremos que, en 1870, Amadeo I de Saboya, hijo de Víctor Manuel II, Rey de Italia, a quien se había ofrecido la corona de España, desembarcó en el puerto de Cartagena, coincidiendo con la muerte del presidente del Consejo de Ministros y ministro de la Guerra, capitán general de los Ejércitos, general Juan Prim, herido en atentado tan sólo 3 días antes. El duque de Aosta fue elegido previamente por el Parlamento español, en votación celebrada durante la sesión celebrada a tal efecto el 16 de noviembre de 1870 por 191 votos a su favor, 60 por la República federal, 51 a favor de otras opciones monárquicas y republicanas y otros 19 votos en blanco. Su reinado, que duró desde el 2 de enero de 1871, fecha de su proclamación, hasta el 11 de febrero de 1873, fecha de su abdicación, estuvo marcado por la inestabilidad, debido a la poca solidez de los partidos que lo apoyaron, progresistas, unionistas y demócratas, todos ellos enzarzados en luchas internas y, aunque demostró ser fiel observante de la Constitución, no pudo evitar que los cambios en los ministerios se sucediesen con más celeridad de la deseada. Unido todo ello al rechazo frontal de los republicanos, por su discrepancia radical sobre la forma del estado; de los carlistas, por su empecinamiento en no respetar la ley de mayorías; de los aristócratas borbónicos, que lo encontraban advenedizo para sus intereses; de la Iglesia, porque apoyaba las desamortizaciones de sus bienes improductivos y su padre había confiscado los Estados Pontificios para dar solidez a la Italia por él refundada y del pueblo, con el que no consiguió empatizar por falta de don de gentes y presentar dificultad su aprendizaje del idioma. Sin olvidar la guerra de Cuba, en desarrollo desde 1868 y que aún seguiría hasta 1878 y la tercera guerra carlista, que estalló en 1872, así como el furibundo ataque que le dedicó el líder republicano Emilio Castelar, aconsejándole el abandono del país para no terminar sus días fusilado, como Maximiliano I de Méjico y otras lindezas similares, le hicieron exclamar "Ah, per Bacco, io non capisco niente. Siamo una gabbia di pazzi" (¡Ah, por Baco!, no entiendo nada. Estamos en una jaula de locos).

En 1977, Theodore "Ted" Robert Cowell Bundy, de 31 años de edad, que había comenzado cuatro años antes su carrera de asesino en serie golpeando a una estudiante en la cabeza y violándola con la pata de una cama y había asesinado a otras ocho estudiantes y madres jovenes, se escapó por segunda vez de la cárcel de Glenwood Springs (Colorado). La mayor parte de las veces siguió un mismo patron de conducta: se colocaba un brazo en cabestrillo bajo un blusón o abrigo amplio y pedía ayuda para introducir un lote de libros en su coche, un Volkswagen 1300, un típico "escarabajo" de color crema, y tan pronto entraba la inocente víctima al coche con su carga de libros, era golpeada, introducida a la fuerza en el vehículo y no se volvía a saber de ella. En otras ocasiones simulaba no poder arrancar su coche y, tan pronto una joven decidía ayudarle, seguía la misma suerte. En su última actuación, entró al anochecer en una residencia universitaria femenina en Colorado, aprovechando que estaba semivacía por vacaciones de invierno y fue visto saliendo apresuradamente de allí, de madrugada y con una carpeta bajo el brazo. La estudiante testigo pensó que habrían robado en el edificio, entró buscando a alguna de sus amigas y se encontró con un terrible espectáculo una con la cabeza abierta, otras con aplastamientos en el cráneo o estranguladas y dos estudiantes gravemente heridas, el apartamento violentamente ensangrentado con ráfagas de sangre por suelos y paredes y en completo desorden con todo tipo de objetos esparcidos por todas partes, ... y las ocho chicas violadas salvajemente. Al final de sus días, fue sentenciado a morir en la silla eléctrica por el asesinato de más de ciento seis jóvenes y tras cuatro años de distintos aplazamientos, fue ejecutado en enero de 1989 por la presión social antes de continuar investigando otros asesinatos que él mismo declaraba o recordaba para seguir dilatando su vida por el tiempo que durasen las investigaciones de los nuevos casos.

En 1989, una vez derribado el muro de Berlín el día 9 del anterior mes de noviembre, el Parlamento Polaco aprobó el cambio de sistema político y económico y finalizó la reforma constitucional proclamándose la República de Polonia, con el general Jaruzelski, que había sido Primer Ministro y Presidente de la República en la época comunista (1981-1989), como Presidente, hasta que en las elecciones presidenciales del 9 de diciembre de 1990, Lech Walesa le sustituyó en el cargo durante cinco años.


Entre las personas que nacieron tal día como hoy, en el año 39, Tito Flavio Sabino Vespasiano, emperador romano conocido normalmente como Tito, que reinó después de su padre, Vespasiano, y fue sucedido por su hermano Domiciano. Su padre le encomendó acabar con los judíos sediciosos, lo que hizo satisfactoriamente tras sitiar y conquistar Jerusalén, cuyo templo fue saqueado y destruido por sus tropas en el incendio de la ciudad, desobedeciendo sus órdenes de respetar el Templo.

En 1865, Rudyard Kipling, escritor y poeta británico. Autor de relatos, cuentos infantiles, novelas y poesía, siempre recordado por sus relatos y poemas sobre los soldados británicos en la India y por la defensa del imperialismo, así como por sus cuentos infantiles, entre ellos "El libro de la selva". Fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura de 1907, siendo el primer escritor británico en recibir ese premio​ y el ganador más joven del premio hasta la fecha.

En 1934, John Norris Bahcall, astrofísico estadounidense conocido por su aportación al estudio de los neutrinos solares y sus trabajos en el desarrollo del telescopio espacial Hubble.


Entre quienes fallecieron tal día como hoy, en 1691, Robert Boyle, químico inglés que comenzó los estudios de los cambios en el volumen de un gas al modificar la  presión aplicada al mismo, lo que dio lugar a enunciar la ley de Boyle, que sería ratificada catorce años más tarde por el botánico francés Edme Mariotte poniendo el nombre de ambos a esa ley de los gases "Boyle-Mariotte".

En 1916, Grigori Rasputín, monje místico ruso llamado "El Monje Loco". Ejerció una gran influencia sobre los componentes de la familia del Zar de Rusia en los últimos días de la dinastía Romanov. Tenía fama de sanador mediante el rezo, razón por la cual, gracias a una amiga de la zarina, fue llamado al palacio de los zares para cortar una hemorragia del heredero al trono, que padecía hemofilia. Dado que el gobierno y la corte veían perniciosas las influencias sobre los Zares, le ofrecieron dinero para que desapareciese y marchase a Siberia, lo que rechazó, provocando que un grupo de políticos y nobles urdiesen un complot para eliminarle. Fue invitado a una fiesta especial donde le fue servido vino y unos pasteles envenenados con cianuro. Exasperado porque el veneno parecía no hacer efecto, a pesar de ser una gran dosis tres veces superior a la necesaria para matar a un caballo, el príncipe Yusúpov le disparó un tiro a bocajarro con una pistola y lo dejó por muerto mientras se preparaba para salir a deshacerse del cadáver. Cuando regresó, pudo comprobar que Rasputín había sobrevivido y, después de fallar en otras dos ocasiones, lo derribó con otros dos disparos y lo remató con un fuerte golpe en la sien. Luego fue montado, cargado de cadenas de hierro, sobre un trineo, arrastrado hasta en centro helado del río Neva en el que fue sumergido su cuerpo por un boquete en el hielo. Al día siguiente, dia 31 de diciembre, encontraron su cuerpo flotando en las aguas del río. Lo recogieron y lo enterraron junto al palacio, siendo desenterrado nuevamente al cabo de un mes, en que fue quemado y sus cenizas esparcidas en el bosque.

En 2014, Luise Rainer, actriz alemana nacionalizada estadounidense, ganadora dos veces del Óscar a la Mejor Actriz en 1936 por "El gran Ziegfeld" y en 1937 por "La buena tierra". Falleció en su casa de Londres, a causa de una neumonía, a los 104 años de edad.

Descansen todos ellos en paz.


Hoy, treinta de diciembre, según el santoral de la Iglesia Católica, se celebran los siguientes santos, entre otros: San Félix I, papa; San Hermetes, exorcista y mártir; San Anisio de Tesalónica, obispo; San Perpetuo de Tours, obispo; San Jocundo de Aosta, obispo; San Geremaro, abad; San Egvino de Worcester, obispo; San Rainerio de Forcone, obispo; San Rogerio de Canne, obispo; San Lorenzo de Frazzanò, monje; Beata Margarita Colonna, virgen; Beata Eugenia Ravasco, virgen y fundadora y Beato Juan María Boccardo, presbítero y fundador.

Muchas felicidades a todos los que celebren hoy su santo, su cumpleaños o el aniversario de algún acontecimiento querido para ellos.

El tiempo para hoy, según los meteorólogos, va a traer cielos despejados con temperaturas entre -2ºC de mínima y 11ºC de máxima. El sol saldrá a las 8:42 y se pondrá a las 17:58.

Disfrutad alegremente de este día, último domingo del año, y sonreid a la noche de mañana, que ya nacerá vieja.