Los datos históricos sobre la mina de Navalagamella se remontan al reinado de Juan II de Castilla, padre de Isabel la Católica. Fue Juan II quien dio orden de explorar una gran zona al sur y oeste de Madrid en busca de metales preciosos. Los responsables de esta exploración, los maestros Juan Sánchez y Ferrando Robledo, iniciaron su búsqueda de plata y oro en la zona de Talavera de la Reina, continuando hacia Arenas de San Pedro en Ávila hasta llegar a San Martín de Valdeiglesias, en el valle del Alberche y aledaños.

 

“e non podimos saber para qué fue fecha, salvo que acerca de la cueva que fallamos vi fornillo de muy extraña guisa et dixeron los maestros que pensavan que oviese otro tiempo provado (...). Después desto venimos a Navalagamella a catamos el foyo que disen de la plata e está ya lo más ciego e fallamos que auian sacado azul muy fino e muy bueno (...). E dixeron los maestros que no sabian faser el ensay dello nin que nunca lo vieran fazer más que piensan que sería tan fino como de acre siendo bien apurado” 

 

Seguramente el azul hacía referencia al mineral de cobre que aparece en la parte superior de la mina y que tiñe de este color las paredes.

 

Ya en el siglo XX se registran dos minas bajo el nombre de la Montañesa: la del Horcajo (situada en el paraje del mismo nombre) al sur de de Navalagamella y las minas de Las Viñas, que incluyen una extensa superficie a ambos lados de la carretera que conduce a la localidad próxima de Quijorna.

 

En la Dirección General de Minas consta un permiso de investigación hacia 1959 del mineral baritina (BaSO4), que es la principal mena de bario, en el paraje de las Viñas. Esta mina fue objeto de explotación entre 1959 y 1979.

A partir de entonces fue la mina de El Horcajo donde se realizaron los principales trabajos, con extracción de escasos minerales metálicos como galena, blenda y calcopirita.

Baritina (o barita): principal mineral constituyente de los filones, ha sido objeto de explotación durante décadas. 

Galena: es un sulfuro de plomo (PbS) y mena de plata. Aparece muy alterada y sustituida por cerusita. 

Calcopirita: disulfuro de hierro y cobre (CuFeS2) aparece en pequeñas masas incluidas en la barita. 

Malaquita: Dihidróxido de carbonato de cobre (II) Cu2CO3(OH)2. Es una importante mena de cobre. La malaquita es muy abundante en la mina, forma agregados radiales y acículas de intenso color verde.

Piromorfita: es un fosfato del grupo del apatito de fórmula Pb5Cl(PO4)3, que forma

cristales botroidales y agregados aciculares de colores verdes y amarillentos.
Wulfenita: molibdato de plomo que aparece en cristales de muy pequeñas dimensiones, de color amarillo y con hábito tabular o bipiramidal.

Plumbogummita: es un fosfato perteneciente al grupo de la alunita. Se puede encontrar en la parte superior de la mina, aunque cada vez es más escaso al ser objeto de colección por aficionados. Aparece en forma de costras delgadas de color azul pálido, siendo frecuente la presencia de pequeños cristales de wulfenita diseminados sobre ella.

 

Francisco Javier Rueda Laorga. Diplomado en Gemología por el Instituto Gemológico Español (IGE).

 

Bibliografía: La minería de los metales y la metalurgia en Madrid (1417-1983) Autores: Luis Jordá Bordehore, Octavio Puche Riart, Luis Felipe Mazadiego Martínez.