Era el plato fuerte de las fiestas junto a la actuación de Camela el día 10, pero lo de ayer fue la apoteosis en El Escorial.

Lo de anoche fue un éxito rotundo ante más de 5.000 personas que asistieron a su concierto en las fiestas.

El cántabro entusiasmó durante casi dos horas al público que acudió al concierto y que desde el primer momento estuvo dispuesto para bailar algunos de sus éxitos más sonados.

Bustamante ha mostrado al público sus ganas y profesionalidad. El delirio, junto a la tristeza llegó con "Cerca de mi piel" que fue  la canción que David usó para dar por concluido un concierto que para los habitantes de El Escorial, ya se ha convertido en inolvidable.