Eduardo Molet (Las Arenas, 1953) es Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Bilbao. Es socio fundador y Presidente de la Red de Expertos Inmobiliarios (REI), perito judicial inmobiliario e introductor en España de originales conceptos empresariales traídos desde Estados Unidos, como por ejemplo el "open house". También preside la Asociación de Comerciantes, Pequeñas y Medianas Empresas Chamberí Excelente (ACHE) y es tertuliano habitual de programas de radio y TV como experto en temas inmobiliarios.
 
Desde hace unos años, Molet ha empezado a dar a conocer en España, junto a otros empresarios del sector, algo que está en el Derecho desde la época de los romanos: la nuda propiedad. En concreto, la operación que puede cambiar completamente la situación económica de una familia, poniendo fin a sus problemas financieros o de liquidez, es la venta de la nuda propiedad. Una operación que se hace habitualmente en Francia, Italia o Estados Unidos, pero que en España todavía no es suficientemente conocida.
 

¿En qué consiste la venta de la nuda propiedad?

Cuando somos propietarios de una vivienda, disponemos de lo que se denomina jurídicamente el Pleno Dominio de la vivienda. El Pleno Dominio se compone de dos derechos: derecho de la Nuda Propiedad, es decir, el derecho al título de propiedad. Y derecho del Usufructo Vitalicio, el derecho a  usar y disfrutar la casa de por vida. Con la venta de la Nuda Propiedad, recibimos una cantidad de dinero de una sola vez, y NO VENDEMOS el Usufructo Vitalicio, por lo que continuamos viviendo en nuestra casa hasta nuestro fallecimiento.

La mayoría de los españoles no tiene un plan de pensiones privado, porque sus ahorros los han invertido durante toda su vida en la vivienda. Es, por tanto, una manera de "desinvertir" lo que se ha estado ahorrando durante tantos años... 

El 90% de los españoles mayores de 65 años vive en un piso de su propiedad. Se han pasado buena parte de su vida pagando letras de cambio y ahora hipotecas. Incluso algunos han adquirido una segunda residencia. No han tenido recursos para hacer un plan de pensiones privado como hacen en Europa. La casa familiar no es el hogar permanente que se tenía en España hace 50 años, donde se trasmitía la vivienda de padres a hijos..., hay actualmente mucha más movilidad profesional y los abuelos no conviven con sus nietos como antaño. Los hijos muchas veces cambian de población, no se quedan a vivir en la población de origen. Además, muchos hijos han cumplido los 60 años cuando fallecen sus padres y no necesitan ya la casa de sus padres. La solución para aumentar los ingresos de nuestros mayores, es hacer liquidez con la vivienda, y la mejor fórmula es vender la nuda propiedad. Supone altos ingresos que permiten mantener calidad de vida y continuar viviendo en su casa hasta su fallecimiento, que es lo que la mayoría de nuestros mayores quiere. Por tanto, es la hora de desinvertir en vivienda y obtener liquidez.

¿Cuál es el perfil más habitual de las personas que venden la nuda propiedad en España?

Personas de 75 a 80 años que tiene una pensión que no les permite mantener un buen nivel de vida.

Pongamos un ejemplo práctico, don Eduardo. Por ejemplo, un matrimonio formado por un hombre y una mujer, ambos tienen 80 años, con un piso de 100 m2 en el barrio de Chamberí. ¿Aproximadamente, qué cantidad de dinero podrían obtener por la venta de la nuda propiedad?

En ese ejemplo, la casa puede tener un valor de mercado de 300.000 euros. Es decir, se puede vender la casa en el mercado libre, recibe 300.000 euros de una sola vez y abandona la casa ese mismo día. Pero si vende solamente la Nuda Propiedad, recibe 220.000 euros de una sola vez, y no tiene que abandonar la vivienda hasta el días de su fallecimiento.

Ese dinero se obtiene de una sola vez y ante notario, ¿verdad?

Sí, con todas las garantías

¿Hay alguna posibilidad de que las personas que venden la nuda propiedad puedan perder el derecho al usufructo mientras sigan vivas, es decir, que los echen de su propia casa?

Es imposible que lo echen,  ya que no vende el usufructo vitalicio. Solo vende la Nuda Propiedad. Mantiene el derecho a vivir en su casa para siempre. El comprador de la Nuda Propiedad, por ley, no tiene derecho a poner un pie en la casa. No tiene derecho a entrar en la vivienda de la que es nudo propietario.

Usted ha conocido casos de muchas personas que han hecho posible su sueño gracias a la venta de la nuda propiedad..., cuéntenos alguno de esos casos.

Una señora de 68 años había trabajado toda su vida de peluquera en una población del sur de Madrid. Tenía la ilusión de toda su vida de ser la dueña de una peluquería. Vendió la nuda propiedad e su casa e invirtió en la compra del traspaso de dos peluquerías. Hoy es una senior emprendedora de éxito empresarial.

¿En qué países del mundo tiene más éxito esta operación?

En todos los pueblos medianos y grandes franceses hay una agencia especializada en venta de nuda propiedad. En Italia es muy común también.

En el estado americano de Florida muchos seniors han vendido la nuda propiedad de sus casas.

Las personas que no conocen esta operación, y quieran informarse bien, tienen una oportunidad de hacerlo en "las meriendas" que Vd. mismo organiza todos los jueves...

Desde hace dos años, todos los jueves a las 5 de la tarde, sin cita previa, nos reunimos para merendar y pasar un rato agradable con charlas que informan, sin ningún compromiso, sobre la fórmula de vender una parte de su casa y seguir viviendo en ella para siempre.

La dirección de esas meriendas informativas es: C/ Fernando El Católico, 19, Madrid (Metro Quevedo, autobuses 16 y 61).

Para más información: https://www.eduardomolet.com/index.php