Llega el mes de septiembre y volvemos a la rutina diaria después de las vacaciones. Además, también vuelven los atascos, los nervios y los gastos de la cuesta de septiembre tan temidos por las familias. Los colegios, los libros de texto, el material escolar, los uniformes y toda una variedad de gastos que deben afrontar este mes.

Un mes en el que hay que planificar nuestros gastos y tener cuidado de no dejar la cuenta corriente en números rojos. Seguro que ya estará bastante perjudicada después de las vacaciones y ahora tendremos que afrontar un montón de gastos.

 

En nuestro banco podemos consultar cuál es la mejor forma de cuidar nuestro dinero.  Por ejemplo, con Openbank disfrutaremos de una cuenta corriente a nuestra medida en la que podremos comprobar cómo van los gastos diariamente. Para no llegar a una situación límite, como es mejor prevenir que curar, os vamos a dar 7 prácticos consejos para poder afrontar la cuesta de septiembre y sobrevivir a todos los gastos e imprevistos.

1. Planificar los gastos

Lo más importante es planificar los gastos y conocer con antelación cuáles son los que vamos a sufrir en septiembre. Lo mejor es hacer una lista detallada con todos los gastos de este mes: uniformes, material escolar, libros de texto, transporte escolar… A los que tendremos que unir los gastos habituales como la hipoteca o el alquiler de la vivienda, la compra semanal o los recibos mensuales del agua, la luz o el gas. Durante los meses de verano seguro que hemos tenido que afrontar muchos gastos y debemos conocer el saldo de nuestra cuenta corriente para saber cuánto podemos gastar.

2. Usar la regla BBB

Un buen truco para ahorrar en este mes es usar la conocida regla del BBB: Bueno, bonito y barato. Podemos intentar recortar el gasto en algunas partidas como el material escolar o la ropa prescindiendo de marcas caras o pedir prestados los libros de texto a familiares o amigos. Otra buena idea es dejar la compra de la ropa de abrigo hasta el próximo mes, ya que todavía no hará mucho frío y seguro que podemos aprovechar la del año pasado.

3. Vuelta a la rutina

Otro truco es intentar volver a la rutina y a la vida saludable. No solo ahorraremos un poco, sino que será bueno para nuestra salud y la de toda nuestra familia. Por ejemplo, podemos dejar las comidas precocinadas o congeladas y volver a la cocina casera. Otra buena idea es dejar en la nevera o congelar nuestros platos en tuppers para las comidas o las cenas para el día siguiente y así ahorraremos durante este mes. También se deben reducir las salidas entre semana al cine o a cenar e intentar marcar para los más pequeños unos horarios y una rutina diaria.

 

4. Cuidado con las compras online

En la actualidad otra forma de ahorrar es buscar ofertas por Internet. Seguro que encontramos ofertas que no obtendremos en otras tiendas físicas. Pero hay que tener cuidado porque las compras online son más difíciles de controlar. Hay que ceñirse a nuestra lista de gastos urgentes y necesarios durante este mes.

5. Apuntarse a las promociones y rebajas

Otra buena idea puede ser aprovechar todo tipo de descuentos y promociones en el cine o la compra semanal. Nos ayudará a cuadrar las cuentas este mes y poder superar la cuesta de septiembre. Por ejemplo, los tickets descuento, los alimentos al 2x1 o las múltiples ofertas en diversos productos. También se pueden aprovechar las rebajas en ropa de algunas tiendas.

6. Reciclar el material escolar

Todos los años los alumnos compran material escolar nuevo cuando a veces en casa tienen lápices, cuadernos o bolígrafos de otros cursos. No solo fomentaremos el ahorro familiar, sino que también nuestros hijos aprenderán a tener una conducta más ecológica.

7. No olvidar nuestra lista durante todo el mes

Por último, lo mejor es no hacer excepciones y no olvidar nuestra lista de prioridades. Todo lo que no esté apuntado en la lista tendremos que dejarlo para otro mes.