Federico Sainz de Robles es ingeniero en diseño industrial y diseñador de moda, Siempre le fascinó la ropa como el objeto que más nos acompaña a lo largo de nuestra vida. Sin embargo, piensa que es muy poco tecnológica. Durante 5 años trabajó en investigación y desarrollo de textiles en el laboratorio de AITEX. En esta entrevista nos habla como creador de un modelo de camisa que nunca se arruga.

 

¿Cómo se le ocurrió la idea de diseñar una camisa que no tenga que plancharse?

Durante mi trabajo en los laboratorios de AITEX desarrollé numerosos proyectos de I+D+i, donde pude comprender cómo realizar productos de moda tecnológicos y sostenibles. Nadie más lo estaba haciendo, y yo quería que esto existiese, así que decidí hacerlo yo. Y de ahí surge SEPIIA.

 

¿Cómo fue el proceso para llevarlo a la práctica?

Hicimos una investigación inicial sobre las necesidades del usuario durante su día, a través de distintos estudios y entrevistas con usuarios. Una vez obtuvimos estos datos, fuimos buscando aquellos materiales y tecnologías que mejor cumplían con las funcionalidades que necesitábamos. A partir de ahí, fuimos realizando numerosos prototipos y testeos hasta llegar al producto que tenemos hoy en día.

 

Además tiene el plus de utilizar elementos novedosos...

En nuestro caso optamos por el uso de fibras técnicas, ya que son las que mejor rendimiento nos dan en muchos aspectos, especialmente en cuanto a las arrugas se refiere. Además, estos materiales son más eficientes en su producción y requieren de menos recursos para producirse (y un menor impacto ambiental).

 

¿Fue difícil patentarlo?

No llegamos nunca a patentar el producto, ya que las patentes son de acceso público y cualquier persona podría haber visto cómo lo habíamos hecho y cambiar alguno de los componentes del proceso para saltarse la patente. Además, es un proceso largo y costoso, y preferimos dedicar esos recursos a seguir innovando y mejorando nuestro producto.

 

¿Qué tal acogida está teniendo el producto?

Nuestros clientes están encantados con nuestras prendas y así nos lo demuestran cada día con sus mensajes y valoraciones. Somos la marca de moda española con mejor valoración en TrustPilot, y contamos con una de las tasas de devoluciones más bajas del mercado. Y las ventas cada día siguen creciendo.

 

¿A qué mercados quiere abrirse?

Nuestro primer mercado ha sido obviamente España. Ahora toca abrirse al extranjero, y lo estamos empezando a hacer a través de la plataforma de Kickstarter, que nos permite llegar a todo el mundo e identificar aquellos países con mejor acogida para más adelante poder ir abriendo cada país, con una base de información previa que nos haga más sencillo el aterrizaje.

 

¿Qué otras ventajas tiene, además de la practicidad de no tener que planchar?

La sostenibilidad. Generamos un producto que durante su producción genera el mínimo impacto medioambiental: Las producimos 100% en España, desde la materia prima con la que hacemos los hilos, el tejido y la confección confección final, lo que genera una huella de carbono 90% menor al de cualquier otro tipo de producción en terceros países. Elegimos fabricar en España para asegurar que nuestros trabajadores cuentan con derechos laborales y salarios dignos. Nos cuesta más caro, pero impulsamos una industria que en nuestro país genera 150.000 puesto de trabajos, de los cuales el 85% son mujeres.

Gracias a su tecnología (no se arruga, por lo que no hay que plancharla, no se mancha, que no acumula malos olores ni deja marcas de sudor, siendo muy transpirable, elástica, similar a una prenda deportiva). Conseguimos ahorrar hasta un 70% los lavados, y reducimos el gasto el agua, tiempo y recursos que consume. Y al final de su uso es 100% reciclable, ya que diseñamos nuestros productos para que puedan tener una segunda vida.

 

¿Por qué merece la pena su compra?

Por su practicidad, por el ahorro que supone a la larga nuestro producto, por el medioambiente y por impulsar la industria local. Y, por supuesto, porque las prendas quedan fenomenal.

 

¿Qué diría al que defiende el modelo de camisa tradicional?

Lo bonito del mundo de la moda, es que, para gustos, están los colores, o, en este caso, las marcas. Aunque claro, a nosotros nos gustaría que la gente se vista con ropa cada vez más cómoda y más sostenible. Imaginad el enorme impacto, tanto ambiental como en nuestras vidas, que puede tener para todos la ropa inteligente en el futuro.