En este artículo te vamos a hablar de lo importante que es llevar un correcto mantenimiento de tus equipos de aire acondicionado y de todo lo que contribuirás a la mejora del medio ambiente, además de cumplir con la normativa y evitar sanciones, si lo haces bien.

Los aparatos de aire acondicionado necesitan un gas para que puedan funcionar. Se tratan de gases fluorados de efecto invernadero que si no son manipulados por personal cualificado y autorizado y se liberan a la atmósfera son altamente contaminantes.

La mayoría de las máquinas actualmente instaladas emplean gases R-410a y R-407c. Antiguamente también se utilizaba el gas R22, actualmente prohibida su comercialización por ser además de altamente contaminante, tener un fuerte efecto negativo sobre la capa de ozono.

En la actualidad se está imponiendo el uso del gas R32, que, aunque tiene la desventaja de haber sido catalogado como “ligeramente inflamable” y necesitar requisitos especiales, es mucho menos contaminante que los gases anteriormente mencionados. Los gases fluorados, y en especial el gas R32 solo se puede manipular por una empresa y personal técnico debidamente autorizados por la administración. Aldania, como empresa habilitadainstaladora-mantenedora de instalaciones térmicas en edificios, así como empresa Frigorista Nivel 2, lo está y cuenta con todas las certificaciones y permisos necesarios para poder hacer instalaciones de aire acondicionado que usen este nuevo gas.

Como hacer bien las cosas para no contaminar


En Aldania estamos concienciados con el respeto al medio ambiente por lo que seguimos firmemente las leyes y normativas. Esta filosofía debe estar implantada en todos los procedimientos de trabajo para contribuir a que nuestro planeta sea más habitable. Totalmente comprometidos con ese principio, en Aldania seguimos los protocolos dictados y los métodos desarrolladospara realizar un buen trabajo y además, sin contaminar.

Al retirar las máquinas de aire acondicionado en desuso, hay que descontaminarlas previamente, ya sean industriales o domésticas, para evitar que el gas vaya a la atmósfera. Cuando sustituimos o detectamos una fuga en una máquina, recogemos todo el gas refrigerante en una botella especialmente homologada para este uso. El gas recogido, va separado en cada envase por su tipo (no se pueden mezclar), y se anota la fecha y lugar de donde fue recuperado. A continuación, se traslada a una empresa autorizada para el tratamiento de residuos tóxicos, donde se ocupan de destruirlos o reciclarlos con total seguridad, evitando que esos gases tóxicos entren en contacto con la atmósfera. La máquina, una vez descontaminada, se traslada igualmente a una empresa autorizada en tratamiento de residuos para su reciclaje. En ambos casos, las empresas emiten un certificado que será entregado al cliente final para su conservación y entrega en caso de ser requerido por las autoridades.

Desgraciadamente, no todas las empresas o profesionales del sector hacen esto. En muchos casos para ser más baratos, en otros por no estar habilitados, y en otros por simple desconocimiento o negligencia, finalmente el gas es vertido generando un fuerte impacto al medio ambiente.

Esta es una práctica ilegal muy cara a corto y medio plazo que no nos podemos permitir. Por eso, tanto las empresas como los ciudadanos debemos ser conscientes y acudir a empresas habilitadas y respetuosas con el medio ambiente para hacer este tipo de trabajos.

¿Cuánto contaminan los gases fluorados que utilizan los equipos de aire acondicionado?


Actualmente, la mayoría de las máquinas de aire acondicionado utilizan el gas R-410a y R-407c. Para hacernos una idea del poder de contaminación que tienen estos gases, ahí va el siguiente dato.

El gas que contiene un aparato de uso doméstico, el que tenemos por ejemplo en casa para un salón. liberado a la atmósfera contaminará lo mismo que un coche de gama media diésel durante todo un año. Este cálculo se ha realizado utilizando como ejemplo un Seat IBIZA TDI de cuatro años de antigüedad que recorre una media de 20.000 kilómetros al año

Con este dato tan gráfico nos hacemos una idea de la importancia de seguir un protocolo de recuperación y reciclaje adecuado como el que usamos en Aldania.

Y si hablamos de equipos de aire acondicionado industrial, esta cifra es mucho más dramática. Mientras que un equipo de uso doméstico lleva un kilogramo de gas, hay máquinas industriales que utilizan 90 kilos o más.

En la actualidad, el cálculo del potencial contaminante ya no se realizar en kg de gas, sino en toneladas de CO2 equivalente, que ese kilo de gas aportaría a la atmósfera en caso de liberarse. Siendo como ejemplo, para los gases mencionados las siguientes:

  • 1kg de gas R-22 equivale a 1,81 Toneladas de CO2 + daños a la capa de ozono
    • 1kg de gas R-410a equivale a 2,09 Toneladas de CO2
    • 1kg de gas R-407c equivale a 1,77 Toneladas de CO2
    • 1kg de gas R-32 equivale a 0,68 Toneladas de CO2

Por ello cuando vayas a reparar, renovar o instalar tu equipo de aire acondicionado industrial o doméstico confirma que la empresa o profesional que lo va a realizar tienen todos los permisos y cumplen la normativa, ya que de esta manera te garantizarás el mejor servicio y además no contaminarás nada el medio ambiente.