Si cobras tu sueldo en 14 pagas, seguramente estés esperando tu extra como agua de mayo. Recibir un plus en fechas donde los gastos no dejan de crecer es siempre una ayuda, pero dilapidarlo es un error que debemos evitar. Recibir un ingreso adicional al habitual nos da la oportunidad de diversificar nuestro dinero y lo conveniente, al tratarse de un plus, sería destinar al menos un 30% al ahorro. Esa es la opinión de los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com que consideran que el mercado ofrece opciones para todas las necesidades que permiten conseguir rentabilidades atractivas.

¿Cómo puedo ahorrar con mi paga extra?

Gastar la paga extra en regalos para familiares o amigos, en vacaciones o en cualquier otra compra navideña es habitual y razonable. Sin embargo, utilizar la totalidad es un fallo que en muchos casos se puede evitar. Durante todo el año cubrimos nuestros gastos con la nómina, pensión o ingresos recurrentes por lo que, en esta ocasión, no debería ser distinto.

Según la regla 50-30-20, el 50% de nuestros ingresos debería destinarse a los gastos más básicos como hipoteca o alquiler, recibos principales y cesta de la compra. El 30% se debería destinar a gastos personales y el 20% restante al ahorro para ir generando un colchón financiero que puede ser muy útil en un futuro. En el caso de una extra el tanto por ciento debería ser algo mayor, ya que se trata de un plus.

Tener planificados los gastos con anterioridad es importante además de tener en cuenta que siempre surge algún imprevisto. Asimismo, comprar regalos con antelación o aprovechar algunas ofertas nos permitirá ahorrar. También depositar parte de nuestros ingresos en una de las denominadas huchas virtuales que permiten acceder a él en cualquier momento y crear objetivos.

¿Por qué no poner a trabajar tu dinero?

Elegir una cuenta corriente como producto para el ahorro puede hacer que poco a poco ese dinero vaya desapareciendo sin darnos cuenta y, además, no obtendremos ningún beneficio extra, ya que la rentabilidad de estos productos es muy inferior a la inflación. En el mercado financiero actual podemos encontrar varias opciones que ofrecen seguridad y rentabilidad a cambio de depositar nuestro dinero durante un período de tiempo y que nos permitirán mitigar los efectos de las subidas de precios.

Nos referimos a los depósitos bancarios a plazo fijo, el producto favorito de los ahorradores que no quieren o no están dispuestos a asumir grandes riesgos. Con rentabilidades de hasta un 2,01% TAE tanto el dinero invertido como las ganancias finales están aseguradas y las conocemos en el momento de la contratación.

En un momento en el que las rentabilidades que ofrecen las entidades españolas están en el 0,05% de media, países vecinos como Francia, Italia o Alemania ofertan depósitos bancarios a un año a más de un 1% TAE.

¿Cuáles son los depósitos bancarios más atractivos del momento?

Teniendo en cuenta el top cinco de los depósitos a plazo fijo que han triunfado durante este último mes, según datos de HelpMyCash, encontramos diferentes plazos, rentabilidades e incluso países. Desde un depósito a tres meses hasta uno de cinco años, con rentabilidades que van desde el 0,50% TAE hasta alcanzar el 1,79% TAE.

En este listado, encontramos un depósito español mientras que, los cuatro restantes, curiosamente, pertenecen a países muy cercanos: Portugal, Francia e Italia. Probablemente porque la cercanía y la economía de estos países genera más confianza, ya que Mario Draghi afirma que Europa estará al lado de todos los países europeos.

En cabeza se encuentra el Depósito Facto a 6 meses con una rentabilidad del 0,90% TAE; está protegido por el Fondo de Garantía de Depósitos Italiano que, en caso de quiebra o insolvencia del banco, nos devolvería hasta 100.000 euros por titular y entidad. Le sigue el depósito de Banca Sistema a cinco años con una rentabilidad del 1,79% TAE, también italiano.

En tercera posición encontramos al Depósito Wizink a 18 meses con una rentabilidad del 0,50% TAE y protegido por el FGD español. En cuarta posición un producto francés, el Depósito a tres meses de BESV con un 0,80% TAE. Por último, el depósito portugués de Haitong a un año con un 1,06% TAE y un regalo de bienvenida de hasta 100 euros gracias a Raisin.