Los colegios GSD han hecho entrega de la cuantía recaudada en la campaña ‘Educa a un niño, educa a una niña’ durante el curso 2017/18; un proyecto solidario que busca ayudar a los refugiados a los que protege y asiste la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR. Durante el acto celebrado en el centro GSD Guadarrama, la presidenta del Comité español de la organización internacional, Matilde Fernández, ha recogido el cheque de la mano de Francisco Bouzas, presidente de la Fundación GSD, y de Carlos de la Higuera, presidente de GSD Cooperativa. El acto también ha contado con la presencia de las instituciones del municipio, Carmen María Pérez del Molino, alcaldesa de Guadarrama, y Sara Villa Ruiz, concejala de Educación y Cultura.

 

La comunidad educativa ha apoyado un año más esta iniciativa solidaria y ha logrado la máxima recaudación de su historia con 48.000€, y la cooperativa ha complementado hasta los 50.000€ la entrega del cheque. GSD también colabora haciéndose cargo de los costes de producción de las actividades realizadas, como las camisetas solidarias de la Fiesta de la Primavera, por un valor de 9.000€, para lo que ha contado con la colaboración de la Cooperativa El Mercante que, como cada año, no ha incorporado sus márgenes y ha asumido una parte de los costes.

 

La recaudación de este año se suma a las donaciones realizadas en ediciones anteriores y que suman un total de 455.000 euros durante los 14 años de colaboración de GSD con el Comité español de ACNUR, pero además de la faceta económica, resulta de especial importancia la labor educativa y de concienciación sobre los problemas de los refugiados que ha alcanzado ya a varias generaciones de alumnos de los colegios GSD.

 

El acto ha contado con la participación de los alumnos de 2º de bachillerato y de 6º de primaria, del personal docente, así como del director de GSD Guadarrama, José Luis Miranda, quien ha ejercido de maestro de ceremonias. Además, durante el acto el presidente de GSD Cooperativa, Carlos de la Higuera, ha expresado su especial afecto a este proyecto que recuerda cómo se firmó en GSD El Escorial. “Es muy gratificante ver cómo año tras año todos los que formamos GSD nos volcamos de lleno con este proyecto, superando las cifras de un año a otro. Gredos San Diego y ACNUR formamos un engranaje perfecto. Es maravilloso ver lo que hemos conseguido trabajando juntos durante estos 14 años y lo que podemos continuar haciendo”.

 

Por su parte, Matilde Fernández, presidenta del Comité español de ACNUR, ha agradecido un año más la ayuda de GSD y ha destacado que durante estos 14 años se han conseguido muchos avances para los niños y niñas refugiados gracias a 27.000 miembros de la comunidad de GSD que ha desgranado en “cerca de 15.000 alumnos, 10.500 familias y más de 1.600 profesores y profesionales que forman parte de Gredos San Diego”. Haciendo referencia al eslogan de la campaña de ACNUR, ‘la escuela es el futuro’, Matilde Fernández ha señalado que el objetivo del proyecto desde sus inicios fue escolarizar a 1.200.000 niños y niñas de 12 países y para llegar a esa meta siempre han sido fundamentales todas las iniciativas llevadas a cabo desde 2004 en GSD. Ha querido además detallar durante el acto a qué ha ido destinado la recaudación de los últimos tres años: rehabilitación de aulas, materiales, libros de textos, profesores, uniformes y transportes.

 

Por último, Francisco Bouzas, presidente de la Fundación GSD, ha agradecido a todos su participación, y ha destacado el proyecto de un libro solidario, en el que los beneficios también irán destinados a ACNUR, que ha sido impulsado por un padre de un alumno de GSD Las Rozas y en el que han participado 1.200 alumnos y profesores de Lengua. Tras su intervención una representación de los niños de 6º de primaria han hablado de sus proyectos cooperativos para este curso, y los alumnos de 2º de bachillerato han mostrado su visión de la realidad que viven los refugiados.

 

La cuantía recaudada durante este curso es fruto de las diferentes actividades organizadas por la comunidad educativa para recaudar fondos, entre las que destaca la gran Fiesta de la Primavera celebrada el pasado 16 de junio en todos los colegios GSD, a través de las camisetas y de las diferentes manualidades realizadas por los alumnos de GSD en cooperativas escolares, que fueron destinados a la campaña “Educa a un niño, educa a una niña”.