Los cambios estructurales de la sociedad a través de la historia, sobre todo en la economía y en lo tecnológico, ha permitido que se genere la evolución de los juegos de azar, estableciendo un cambio cultural en España, donde ha llegado a ser un éxito de aceptación absoluta.

 

La Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), organismo estatal que regula el juego de azar en España, asegura que durante el 2018, el GGR fue de 699 millones de euros, un 25,48% más que el año anterior. El Gross Gaming Revenue o Margen Neto de Juego (GGR) es el importe total que produce el juego, deducidos los bonos y premios.

 

El juego online representa uno de los ingresos de mayor volumen del comercio digital en el país. Según los datos expuestos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), las apuestas y juegos de azar ocupan el cuarto lugar comparado con las actividades con mayores ingresos. Asimismo, la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), ha informado que representa el 1% del Producto Interior Bruto (PIB).

 

Sin duda, el juego de azar tiene un lugar importante dentro de la cultura española, por lo que su marco regulatorio era condición sine qua non para que sea integrado, de manera segura, como un método de entretenimiento y además contribuya a la economía del país.

Historia del juego de azar

 

El juego de azar data del año 2000 aC, pues fueron los egipcios quienes habían creado un dado de seis caras como un modo de entretenimiento. Asimismo, hacia el año 3000 aC en China se efectuaban apuestas en carreras de hombres y animales.

Si bien en el siglo XIII tuvo origen la invención de Gutenberg, no fue hasta los siglos XVIII y XIX con la Revolución Industrial que se establecen las imprentas a gran escala a través de la invención de la máquina de cilindros. Esto generó un cambio rotundo en el modo de vivir e impactó en los juegos de azar. No obstante, no es hasta el Renacimiento, que se vislumbra el casino y los juegos de azar más evolucionados, como el póker.

 

A partir del cambio a nivel tecnológico que surge en el siglo XX, los jugadores ya no debían trasladarse físicamente hasta los casinos para jugar, sino que podían hacerlo desde la comodidad de su hogar, lo que significó sumas millonarias para el mundo del Gambling. Los españoles lograron establecer sus apuestas, de manera fácil, rápida y segura, debido a la diversidad de softwares avanzados que permitían jugadas entretenidas desde cualquier computador.

 

Marco regulatorio del juego online 

Gracias a la ley 13/2011 de Regulación del Juego, sancionada en junio de 2012, se logró el marco regulatorio necesario para que el juego de azar online tenga una cobertura legal adecuada, para que su desarrollo alcance su máximo potencial. De este modo, la web dispone de una gran diversidad de casinos online, regulados por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), que garantiza que sus derechos están protegidos durante toda la jugada, como también sus depósitos de dinero y retiradas.

 

De este modo, en la actualidad, los jugadores amateurs y avezados efectúan sus partidas desde cualquier parte en donde se encuentren y con la seguridad que le otorga el estado español de saber que sus datos y su dinero está resguardado en todo momento. La evolución tecnológica ha permitido que la percepción que se tenía a priori de la implementación de la ley 13/2011, transmute hacia la aceptación total de los casinos online en España.

El mercado del Gambling online no solamente ha permitido que la economía española crezca a niveles impensados, sino que además facilitó que se produzca un cambio de paradigma en cuanto a la mentalidad de los españoles con respecto a los juegos de azar online.