De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE) en sus últimos datos del Panel de Hábitos Saludables, indicaron que el 30% de las bajas laborales en España se deben al estrés, donde casi la mitad de los españoles puntúa su nivel de estrés en 6 sobre 10.

A este se le define como un mecanismo fisiológico que se presenta cuando una persona sufre un estado de tensión nerviosa, producto de diversas situaciones en el ámbito laboral o personal. El estrés es un factor determinante en el estado de salud, porque influye en el desmejoramiento de la calidad de vida, y finalmente afecta la salud mental y física.

Esta condición puede manifestarse en síntomas como: nerviosismo, irritabilidad, tensión muscular, excesiva sudoración, problemas de concentración, dolores de cabeza o aumentos esporádicos del ritmo cardiaco.

Si el estrés permanece de manera constante los riesgos aumentan, al punto de generar un debilitamiento del sistema inmunológico, así como la aparición de enfermedades cardiovasculares o problemas digestivos.

Especialistas médicos han definido como estrés normal a aquel que surge de forma espontánea en situaciones difíciles, por otra parte, han definido al estrés patológico como la manifestación intensa de esta condición por períodos prolongados.

Mientras que el post-traumático surge cuando la persona ha vivido un suceso aterrador, y el estrés laboral se presenta cuando las exigencias del lugar superan los recursos existentes, por ende, se manifiesta a través de reacciones emocionales y físicas en la persona.

Sin embargo, el estrés laboral no solo está asociado a los requerimientos de los jefes, sino que también está vinculado a los espacios de trabajos desordenados que puede exacerbar esta condición.

 

La manera de acabar con este problema es mediante la limpieza y la organización constante, valiéndose de recursos que permitan organizar un espacio sin perder la esencia de la empresa o el factor decoración. Por ejemplo, las estanterías presentan hasta 8 diseños decorativos y a su vez, brindan un almacenaje extra, tanto para documentación como para objetos de oficina.

Estos recursos permiten ganar tiempo, porque a medida que el trabajador se dedique a la búsqueda de documentos desordenados, su labor se vuelva más difícil, su rendimiento es menor y sus actividades se tornan cada vez más problemáticas.

Tan importante se han vuelto el cambiar los hábitos en el ambiente laboral, que la japonesa Marie Kondo quien es especialista en el orden, publicó su nuevo libro Joy at work (se puede traducir como "Alegría en el trabajo"), para extender el método reconocido internacionalmente como “KonMari”, pero esta vez aplicado en el ámbito laboral, para de este modo garantizar ordenen y organización.

Este libro lo escribió con la ayuda el investigador de productividad y profesor de administración en los Estados Unidos, Scott Sonenshein, quien es especializado en negocios, trabajo y psicología.

Uno de los principios más importantes de la japonesa es el de descartar todas las cosas que sobran y eliminar el desorden innecesario, ineficiente y desalentador, tanto en el ámbito físico como en el digital, porque de lo contrario se produce una fuente inagotable de desaliento y frustración.