Alimentar el depósito de nuestro vehículo puede costarnos varios cientos de euros al año. Escoger adecuadamente la gasolinera en la que repostamos puede suponer un ahorro importante. La lista de precios que actualiza regularmente el Ministerio para la Transición Ecológica puede ser un buen punto de partida para empezar a pagar menos. La diferencia entre repostar en las gasolineras más baratas y más caras de España es de alrededor de 40 céntimos por litro de combustible.

Según cálculos del comparador financiero HelpMyCash.com, esto supone, para un conductor que consuma 50 litros de combustible al mes, una diferencia a final de año de hasta 240 euros. Las tarjetas con descuentos en gasolina y diésel también pueden ayudarnos a rebajar la factura anual de nuestro vehículo. Eso sí, para disfrutar al máximo de las bonificaciones, hace falta conocer al dedillo la letra pequeña de estos plásticos, afirman fuentes del comparador, y, sobre todo, prestar atención a los hasta que acompañan a los descuentos, ya que a veces se publicitan cifras muy elevadas que son, en realidad, la suma de varias bonificaciones. Además, recuerdan fuentes de HelpMyCash, es importante escoger la tarjeta en función de las estaciones de servicio en las que se reposte habitualmente, ya que cada entidad tiene acuerdos con unas marcas concretas.

Galp, la petrolera con más acuerdos

Al menos seis entidades bancarias han firmado acuerdos con la petrolera lusa para que sus clientes ahorren cada vez que reposten combustible.

La tarjeta de crédito Galp Solution, emitida por Banco Cetelem, devuelve el 8% de las compras pagadas a plazos en las estaciones de servicio Galp y el 4% si se pagan a fin de mes sin intereses. Las compras realizadas en otros comercios tienen una bonificación del 5% si se ha activado el pago a crédito y del 0,5% en caso contrario. El reembolso máximo será de 40 euros al mes y “se abonará en la tarjeta al mes siguiente, siempre que se haga al menos uno o varios usos con la tarjeta en las estaciones de servicio Galp adheridas por importe igual o superior a la devolución acumulada el mes anterior”. La tarjeta no tiene cuota de emisión ni de mantenimiento.

Los clientes de Abanca pueden disfrutar de un 5% de descuento si pagan sus repostajes en Galp con las tarjetas Visa Oro y Visa Platinum, de un 4% si lo hacen con las tarjetas de crédito Visa o Mastercard clásicas y de un 2% si pagan con una tarjeta de débito de la entidad.

Openbank permite ahorrar un 4% los miércoles y un 2% el resto de los días al pagar con sus tarjetas de débito y de crédito, ambas gratuitas. Los clientes de EVO Banco disfrutarán de un descuento del 4% cualquier día de la semana si pagan con cualquiera de sus tarjetas (la Tarjeta Inteligente es gratuita). ING devuelve el 3% (tanto la tarjeta de crédito como la de débito no tienen cuotas de emisión ni de mantenimiento). Por su parte, Bankia descuenta un 2%, aunque en este último caso el cliente solo ahorrará si paga con una tarjeta de crédito (la tarjeta de crédito ON no tiene cuotas anuales).

Por otra parte, las tarjetas de crédito de Bankia también permiten ahorrar un 3% en las gasolineras Shell y Disa. Y los clientes de ING que paguen sus repostajes en Shell con cualquier tarjeta de la entidad se ahorrarán un 3%.

Descuentos en Repsol

La Tarjeta Repsol Máxima ofrece un descuento del 2% en carburante y del 5% en lavados y en las compras realizadas en las más de 3.000 estaciones de servicio del grupo. No tiene cuota de emisión ni de renovación y puede solicitarse en ActivoBank, Banco Sabadell e Ibercaja.

Las tarjetas Motor+ de BBVA permiten ahorrar un 2% en carburante en las gasolineras Repsol. La modalidad de débito cuesta 20 euros el primer año y 40 euros los siguientes y la de crédito, 25 euros el primer año y 50 euros a partir del segundo. Esta última se puede solicitar sin ser cliente de la entidad, ya que las cuotas se pueden domiciliar en cualquier banco.

BBVA también comercializa la Tarjeta Repsol Más Visa, disponible también en CaixaBank, que descuenta hasta siete céntimos por litro de carburante: entre tres y cinco céntimos de descuento inmediato en función del combustible consumido y un descuento trimestral extra de dos céntimos por litro si se han gastado al menos 250 litros durante dicho período. Además, ofrece un descuento del 5% en otros servicios como lubricantes o lavados. La tarjeta de crédito es gratuita el primer año y a partir del segundo cuesta 43 euros en BBVA y 45 en CaixaBank; no obstante, esta última entidad bonifica la cuota anual en forma de cheque carburante si se consumen más de 500 litros al año con la tarjeta. Se pueden solicitar sin cambiar de banco.

Ahorra hasta un 6% en Cepsa

Los asiduos a las estaciones de servicio Cepsa encontrarán en WiZink a su mejor aliado. La tarjeta Porque Tú Vuelves emitida por el banco online, gratuita año tras año, permite acumular un 3% del importe gastado en puntos-descuento pagando en las estaciones de servicio Cepsa, una cifra que puede doblarse si al final de cada mes el importe de las compras abonadas en establecimientos que no sean gasolineras superan los 300 euros. Por su parte, las compras fueran de las gasolineras permiten acumular un 1% en puntos-descuento. Dichos puntos pueden canjearse por carburante u otros productos. Se puede solicitar sin cambiar de banco.

Hasta un 12% de descuento en BP

Se puede ahorrar hasta un 12% en cualquiera de las más de 600 estaciones de servicio de la petrolera británica BP que hay en España gracias la tarjeta de crédito Mi BP de Bankintercard. La tarjeta está exenta de cuotas anuales y los recibos pueden domiciliarse en cualquier banco. Pero conseguir la máxima bonificación no es sencillo: la tarjeta Mi BP permite ahorrar hasta un 12% en carburante si se usa la tarjeta en forma de pago aplazado y hasta un 9% con pago a fin de mes. El 12% anterior es, en realidad, equivalente a un descuento del 6% más un ahorro de hasta ocho céntimos por litro y el 9% se corresponde con un descuento del 3% más los citados ocho céntimos. Si escarbamos en la letra pequeña, podemos ver que los “hasta ocho céntimos por litro” se corresponden, en realidad, con un ahorro de tres céntimos por litro repostado más dos euros extra cada 40 litros de carburante BP Ultimate Active.