Como ya he referido en la anterior publicación recientemente el pleno del congreso ha debatido y aprobado en primera lectura la nueva Ley Orgánica sobre Protección de Datos, estando pendiente la aprobación del Senado.

En esta Ley España adapta su legislación al Reglamento Europeo sobre Protección de Datos que está en aplicación desde el pasado día 25 de mayo.

En esta adaptación los legisladores han creído conveniente especificar aquellos sectores donde será obligatoria la figura de Delegado de Protección de Datos.

Esta futura Ley especifica de forma clara los sectores donde será obligatoria esta figura y las Empresas deberán tenerlo implementado al objeto de evitar sanciones que como ya mencioné son bastante abultadas.

La figura de Delegado de Protección de Datos que nace del Reglamento Europeo en España se desarrolla a través de un Esquema establecido por la Agencia de Protección de Datos, donde se establece la formación mínima que han de recibir estos profesionales.

Por la experiencia que estoy teniendo como formador de Delegados siempre surge la cuestión de si es una profesión vinculada con el Derecho o con la Seguridad, a mi modo de entender es una combinación de ambas cosas, pero también considero que los expertos en seguridad tienen un ápice de ventaja pues entre las tareas que tiene que desarrollar el Delegado de Protección de datos se encuentra el asesorar sobre si es necesario realizar un análisis de riesgos y en su caso una evaluación de impacto.

El Reglamento Europeo y por ende la futura legislación española sobre esta materia hace énfasis en la Responsabilidad Proactiva de las Empresas que se debe basar en la Evaluación y Gestión del Riesgo.

Todas las acciones y actitudes que se han mencionado hasta ahora son inherentes de los profesionales de la Seguridad así por ejemplo si se ve cualquier programa de un curso de Director de Seguridad está establecido como se tienen que realizar estas evaluaciones y los medios para evitar o minimizar los riesgos.

Hay otra parte fundamental en el desempeño de las funciones de Delegado de Protección de Datos son las Auditorias para la verificación del cumplimiento de lo establecido en la Política de Protección de Datos de la Empresa, funciones también cotidianas a los expertos en seguridad.

Dicho todo lo anterior y como ya he mencionado esta figura tiene que tener una mezcla de conocimientos donde se ha de ser conocedor de la legislación sobre protección de datos y su interpretación donde evidentemente los expertos en derecho tienen una amplia ventaja.

La pequeña ventaja que tienen los expertos en seguridad viene dada por la concepción de seguridad y riesgos que tienen interiorizada, y este concepto es la que en el fondo pretende la normativa europea que se ha de implementar en cada responsable de tratar datos de carácter personal, que se tenga una actitud Proactiva sobre la protección de datos que están custodiando.

En definitiva con la formación adecuada se complementan perfectamente el mundo del derecho con el de la seguridad, pues la experiencia me ha demostrado que los alumnos con amplios conocimientos de derecho después de desarrollar el curso también han interiorizado y comprendido la importancia de la Seguridad dentro de la estructura de las organizaciones.