Encontrar el pavimento de exteriores perfecto es algo complicado, ya que las zonas exteriores presentan una gran exposición que acelera su deterioro. En los últimos años ha tomado gran importancia en este mercado el método de pavimentación de hormigón impreso, una técnica que sin duda es la mejor que podemos encontrar en la actualidad y que permite conseguir pavimentos de gran calidad.

El hormigón impreso puede ser muy diverso en función de las combinaciones que se hagan con sus componentes (cemento, agua, áridos y aditivos) pudiendo crear todo tipo de combinaciones de color para satisfacer todo tipo de necesidades de pavimentación. Es su resistencia y su versatilidad las mayores fortalezas de esta tecnología y por fortuna en nuestro país contamos con numerosas empresas especializadas en ella.

Por ello, encontrar especialistas en Hormigón impreso y Hormigón pulido con cobertura internacional y que lleve a cabo impecables trabajos de hormigón impreso no resulta nada complicado. Esto permite acceder a empresas que trabajan con esta técnica en cualquier punto de la geografía nacional para construir el pavimento que se desee en poco tiempo. 

Las diferentes pigmentaciones utilizadas en esta técnica pueden ayudar a crear suelos únicos e irrepetibles con una apariencia de solidez y calidad muy atractiva, y es que el hormigón impreso acepta todo tipo de coloraciones sin afectar a su resistencia. En cualquier caso y para evitar imprevistos lo mejor es confiar en una empresa con cobertura a nivel nacional y más de 20 años de experiencia realizando este tipo de trabajos, ya que contarán con una plantilla especializada de primer nivel y las técnicas más innovadoras. 

Pero, ¿cuáles son las principales ventajas del hormigón impreso como pavimento?

Se podría citar decenas de ventajas de esta composición como pavimento de suelos pero sin duda las más importantes son las que se exponen a continuación:

Precio asequible

Si por algo destaca el hormigón impreso es por tratarse de un tipo de pavimento realmente económico, algo que justifica en gran parte el éxito conseguido en los últimos años. Al ser fácil de ejecutar los costes de obra son reducidos, aunque siempre hay que valorar los pigmentos que se utilizan ya que influirán directamente en el precio final del pavimento. En cualquier caso es un suelo económico asequible para cualquier bolsillo.

Ejecución rápida y sencilla

El uso del hormigón impreso como pavimento es el preferido por aquellas personas que buscan la instalación de un suelo lo antes posible de forma rápida y sin demasiadas complicaciones. El tiempo que se suele tardar en colocar un pavimento de hormigón impreso es sin duda muy inferior si lo comparamos con otras alternativas existentes en el mercado como son los adoquines. Esto es posible gracias a que no hay que colocar cada pieza sino que se realiza en tres simples pasos: se prepara la mezcla según las especificaciones del cliente, se vierte el hormigón en el espacio elegido y se estampa. 

Flexibilidad de diseños

El hormigón impreso se ha erigido como uno de los pavimentos protagonistas en el mundo de la decoración debido a la flexibilidad en la creación de diseños. Existe una gama de pigmentaciones tan elevadas en diferentes niveles de mezcla que prácticamente cada suelo estampado es único, algo que a nivel decorativo es muy apreciado. Es posible darle la textura, color y forma que se desee para adaptarse a los gustos y preferencias de cada persona, algo muy poco común en otro tipo de suelos. Las ideas de los consumidores son infinitas, tanto como los patrones de diseño disponibles.

Mantenimiento sencillo

Para espacios amplios de exterior lo mejor es instalar un pavimento que requiera un mantenimiento mínimo, cualidades que reúne el hormigón impreso. Esto es así porque no requiere de cuidados especiales como sí ocurre con pavimentos de madera o de piedra natural que son mucho más delicados. Por tanto es el pavimento perfecto para personas ocupadas con poco tiempo libre para dedicar al cuidado de los suelos.

Resistencia y durabilidad

Hablar de hormigón es hablar de resistencia y durabilidad y el hormigón impreso también reúne estas características. Presenta una gran resistencia a todo tipo de agentes externos como pueden ser las inclemencias meteorológicas o un elevado tránsito de personas por la superficie, lo que garantiza muchos años de durabilidad con el consiguiente ahorro económico que ello supone. Además de forma opcional se le puede añadir una armadura de acero si se desea aumentar aún más su resistencia, lo que garantiza la no aparición de grietas en el pavimento.

Como se puede apreciar son muchas las ventajas de colocar un suelo de hormigón impreso en cualquier espacio de un hogar, empresa o zona común. Disfrutar de un suelo estéticamente muy agradable, resistente y económico está al alcance de cualquiera.