Para diseñar una página web es fundamental empezar por lo más básico, para lo cual hay que preguntarse qué quieren y qué esperan de nuestro sitio los clientes. Con estas dudas ya resueltas, el siguiente paso es saber cómo disponer de los diversos elementos en la tienda online.

Por suerte, hoy en día disponemos de herramientas que son de gran ayuda a la hora de conocer cómo se comportan los clientes en la página web. No obstante, para ello previamente hay que tener la tienda online montada, para irla modificando de forma que se facilite la compra a los usuarios. Dicho lo cual, veamos cómo diseñar un sitio atractivo para vender (no dejes de consultar también esta información sobre combinación de colores).

La barra de búsqueda

Tiene que estar situada en un lugar visible, para llamar a la acción si algún usuario desea interactuar con algún elemento que no se encuentre visible en la primera página. Normalmente esta herramienta es una de las más utilizadas por los internautas, por lo que hay que tenerla muy en cuenta. En la versión móvil se recomienda colocarla debajo del logo, en la parte superior, al lado del menú o dentro del mismo si la página lo necesita.

El carrito de la compra

En este caso el foco hay que ponerlo en técnicas de diseño emocional, para que los clientes disfruten con la compra. Entre ellas, adaptar la tienda online a la marca, o recurrir al sentido del humor siempre que sea posible.

Pero sin duda, lo principal es utilizar un diseño claro, amigable y que haga la navegación especialmente fácil. También se puede mantener una estrategia de gamificación, lo cual consistiría en desbloquear productos a medida que se vayan añadiendo, o retos o premios (por ejemplo, el envío gratuito). Aquí te dejamos información de interés acerca de qué vender en internet para ganar dinero.

El menú

Su usabilidad dependerá en buena medida de si el usuario accede a la web a través de un móvil o un ordenador. En este último caso, será lo primero que vea cuando llegue a la tienda online. Pero si lo hace desde un móvil, la mejor opción es ponerlo como un desplegable. Es fundamental resumir (por ejemplo, no utilizar dos palabras si es posible utilizar solo una), e incluir otros aspectos externos como un blog, en caso de tenerlo.

Las opciones de filtrado

Aunque son típicos en las páginas de categoría o producto, también pueden ir en la página principal si contiene productos. Se deben utilizar tantas opciones de filtrado como se pueda, incluyendo uno sobre el uso del objeto en sí mismo.

El slider

Se trata de la gran imagen que puede ocupar la pantalla principal. Lo mejor es que sea fijo, pero en caso de que sea dinámico, se recomienda que tenga un máximo de tres diapositivas. Las imágenes deben corresponderse a una campaña temporal, si bien pueden tener otro objeto. Comoquiera que sea, es aconsejable cambiarlo cada cierto tiempo y que tenga información clara sobre la tienda online.