Viajar ha pasado de ser un lujo a convertirse en una necesidad. El día a día de la mayoría de las personas, a las que el estrés y las obligaciones acaban asfixiando hace que muchas de ellas pasen el año pensando en el momento en que lleguen las vacaciones.

El viajero actual busca cada vez más moverse sin rutas planificadas

Dentro de los tipos de viajes que existen es posible encontrar muchas formas de conocer y relacionarnos con nuestro entorno. Las tradicionales vacaciones de sol y playa en las que la familia se iba a un hotel convencional han dejado paso a otro tipo de viajes más experienciales.

El nuevo viajero busca hacer algo diferente al resto, tener vivencias distintas y ser él quien elija dónde y cuándo quiere ir. La planificación es lo de menos, lo que importa es poder improvisar el viaje para disfrutar de lo que le apetezca en cada momento.

En este sentido, viajar en autocaravana es una experiencia que cada vez gana más adeptos. Este tipo de viaje permite explorar y conocer nuevos destinos de una forma diferente, por lo que es una de las mejores vías para descubrir nuevos rincones y lugares.

Los expertos en venta de autocaravanas recomiendan optar por un tipo de caravana que disponga de todo lo que se necesite para viajar, pues así se evitan los imprevistos. Este tipo de vehículo está equipado con todo lo que se pueda imaginar.

Son pequeñas viviendas sobre ruedas que cuentan con hasta el más mínimo detalle: cama, baño, cocina… Pero sin duda, si hay algo que engancha a los viajeros que usan este medio de transporte es la libertad.

La posibilidad de detenerse en cualquier lugar, de hacer noche en el sitio que se decida sin tener que planificar noches de hoteles y rutas organizadas que, en muchos casos, suponen un límite para aquellos espíritus ávidos de nuevas experiencias.

Viajar en moto, una experiencia cada vez más demandada

La moto es también uno de los vehículos que más gusta a muchas de las personas que buscan un tipo de viaje diferente. La demanda por este tipo de ruta se ha visto incrementada en los últimos años y los amantes del motor deciden explorar nuevos destinos sobre dos ruedas.

Y es que hay lugares cuyo paisaje y naturaleza se prestan a ser descubiertos por esta vía. Poder ver de cerca la vegetación mientras se va por la carretera, el buen clima y la propia distribución de los puntos de interés de la zona son algunas de las condiciones que hacen que este tipo de viaje se recomiende especialmente para hacer en moto.

Uno de los ejemplos es recorrer Formentera en moto. Esta isla es un paraíso ideal para descubrir sobre dos ruedas. Simplemente hay que buscar una empresa de alquiler de motos en Formentera, elegir la más adecuada y lanzarse a la búsqueda de aventuras.

Otro de los aspectos positivos de viajar en moto es la facilidad para llegar a cualquier ciudad o pueblo que se nos cruce por el camino y aparcar. Con este tipo de vehículo es posible dejar atrás el estrés que en muchas ocasiones supone viajar en coche.

Este tipo de ruta se ha popularizado mucho sobre todo a raíz de la famosa Ruta 66 de Estados Unidos y que muchas personas recorren en moto. Este tipo de experiencia se puede extrapolar a cualquier destino imaginable, ya que existen muchos lugares que merece la pena conocer por esta vía.

Eso sí, antes de iniciar un viaje de este tipo hay que informarse y prepara bien el viaje, pues es importante ir ligeros de equipaje para que la ruta sea más cómoda y podamos disfrutarla más plenamente.

Asimismo, hay que saber que los viajes en moto suponen un cansancio físico importante. Por esto mismo, es aconsejable hacer estiramientos antes de los trayectos y parar cada cierto tiempo para descansar y que no se produzcan problemas musculares.

La movilidad alternativa, en auge

Más allá de los diferentes medios de transporte que implican conducir un vehículo o alquilar un coche, moto o autocaravana, hay un medio que gana enteros y que cada vez más personas eligen: las rutas a pie y en bicicleta.

Según los expertos en movilidad, la tendencia en el futuro es desplazarse en medios cada vez menos contaminantes. Esto implica que el transporte compartido sea una opción que ha cobrado mucha fuerza en los últimos años.

La bicicleta es otro de los medios favoritos de aquellos ciudadanos comprometidos con el medio ambiente y el respeto a su entorno. Las ciudades han respondido a esta demanda ampliando sus carriles bici y mejorando las infraestructuras para desplazarse en bicicleta.

Descubrir una ciudad en bici es, por lo tanto, una manera ideal de conocer de forma diferente lo que un lugar nos puede ofrecer. Se trata de una forma rápida de desplazarnos y ver nuestro alrededor, que además permite que nos detengamos en cualquier lugar para contemplar el entorno que nos rodea.

Pero hay otra forma de viajar y de recorrer ciudades y pueblos que también se utiliza cada vez más, y es a pie. Los nuevos viajeros quieren recorrer hasta el último rincón de la ciudad y quieren descubrir aspectos que no aparecen en las guías de viaje.

Esto es especialmente importante en las grandes capitales, aquellas ciudades que ofrecen muchas posibilidades para ser descubiertas desde diferentes perspectivas, como es el caso de Madrid.

Aquí han proliferado los tour arte urbano Madrid, que ofrecen propuestas para hacer un tour alternativo por Madrid y conocer esta ciudad de forma diferente. Se trata de una actividad que supone una oportunidad única para descubrir la cultura urbana que ofrece esta ciudad.

Por ejemplo, es posible conocer la ciudad y su vida y su evolución. Y es que una ciudad como la capital española cambia constantemente gracias a la actuación de artistas callejeros que decoran con su arte grafitero los lugares y rincones más insospechados.

 En definitiva, sea a pie, sobre dos ruedas o en una autocaravana, lo importante es lanzarse a experimentar y descubrir nuevas formas de conocer el mundo que nos rodea. Y es que vivir aventuras a veces es más fácil de lo que pueda parecer.