El estilo sporty chic lleva años siendo tendencia total entre las celebrities. También denominado athleisure, es un modo de combinar ropa y calzado apto para cualquier temporada del año, pero es especialmente indicado cuando llega el buen tiempo.

La principal característica de este estilo es que destaca por su comodidad. Mucha gente lo asocia a la estética californiana del surf, pero no solo guarda relación con estas prácticas, ya que igualmente recibe influencias del rap, el reggaeton, el trap y la música urbana tan de actualidad desde hace unos años.

Por si todavía no sabes bien en qué consiste este estilo, de manera muy resumida podemos decir que consiste en combinar prendas deportivas sin dejar de ir elegante. Esto implica que se puede vestir sin temor a fracasar, una falda con deportivas, y por supuesto un chandal o un pantalón deportivo con unos tacones o unas plataformas. Basta ver a las grandes referencias del trap y el reggaeton.

De algún modo, el sporty chic reproduce lo que decía aquella canción de Martirio “Con mi chándal y mis tacones… arreglá pero informal”. No es extraño ver en todo tipo de situaciones outifits en los que se combinan prendas chics con algunos elementos deportivos.

Muchas fashion victim, influencers y aficionadas a la moda han incorporado como propia esta práctica, pues con este estilo se puede ir a la moda y ganar en comodidad. Vemos como, por ejemplo, Gigi Hadid, Kendall Jenner, Kim Kardashian y más recientemente Rosalía, han sido grandes embajadoras de este término con el que la moda adopta las prendas y looks propios del gimnasio al estilo de diario.

La apuesta de las grandes marcas por el sporty chic

Otra de las razones que explica el éxito del sporty chic es la apuesta decidida por las grandes firmas de moda para adaptar algunos de sus productos a esta dinámica del mercado. Las firmas deportivas han diseñado en los últimos años prendas y productos que añaden a su función deportiva un grado más de elegancia.

En el otro extremo, las firmas de moda sacan de manera periódica colecciones de prendas deportivas o calzado de este estilo, casual, para ganar en comodidad. Un ejemplo de ello son las zapatillas Balenciaga presentes en Lyst, el metabuscador de moda ideal para adquirir todo tipo de calzado, entre los que destacan zapatillas urbanas para hombres, porque ellos también pueden dejarse cautivar por el sporty chic. De Lyst podemos obtener más información en su web.

Las firmas de moda apuestan por el sporty chic porque son conscientes de la importancia que tienen en la actualidad las redes sociales y la presencia de las influencers, así como los ritmos latinos y el fomento de la vida sana. Los consumidores, por su parte, se ven favorecidos por el asentamiento de este estilo de moda en el que se fomentan outfits más cómodos.

¿Cómo llevar el estilo sporty chic?

El athleisure, o sporty chic, consiste en crear looks muy cómodos y con mucha dosis de feminidad, en el caso de los chicos justo lo contrario, en perfecto equilibrio entre prendas sport y elegantes.

Leggins, ropa deportiva, bómber y sneakers y deportivas son protagonistas, pero siempre sumando elementos que aporten un toque sofisticado. Los blazer y los abrigos de lana son piezas muy versátiles que pueden incorporarse en este tipo de looks, pues combinan a la perfección con leggins y crop tops ceñidos. En el athleisure también hay hueco para las prendas oversize.

La regla de oro del sporty chic es contar con una o dos prendas deportivas y una pieza formal. Es importante, en cualquier caso, acompañar el estilismo con un cuidado cosmético impecable. En la tienda de cosmética online Cosméticos Beauty se pueden comprar cosméticos online a precio competitivo y de calidad, para dejar esa gran inversión en manos de las prendas de ropa y calzado.

Prendas imprescindibles para dominar el estilo athelisure

Los blazers, a juego con unos pantalones, una camiseta sencilla y unas deportivas es suficiente para vestir este estilo, aunque si se le quiere añadir un toque más de distinción se puede sustituir la camiseta sencilla por una blusa. Los jeans y un bolso de gran tamaño son siempre bienvenidos, especialmente el bolso, que es un elemento que marca la diferencia en muchas ocasiones.

Si la prenda principal es un vestido con estampados, el mejor modo de completar el outfit es con unas deportivas en color blanco o negro. Si el vestido es de un tono neutro, las deportivas son la pieza ideal par lucir color.

Los pantalones, ya sean denim o de cualquier estilo, se pueden combinar con chaquetas y jerseys oversize, deportivas y accesorios mini. Para finalizar, los básicos como la camisa de rayas son una buena opción para mezclar con pantalones deportivos.

Los outfits sport permiten lucir muy a la moda y desplazarse largas distancias ganando en comodidad, sin sentirse atrapada por la dictadura de las prendas ceñidas.