Si hay algo que preocupa a cualquier persona en su hogar esto es, sin duda, la seguridad. Contar con un hogar bien seguro y protegido se convierte en una prioridad para muchos, sobre todo para aquellos que vienen en el extrarradio o tienen una casa bastante grande. Alejarse del núcleo urbano aumenta el riesgo de robo o incluso de asalto, y eso hace que pensar en opciones para ganar en seguridad sea un tema a abordar constantemente.

Pero muchas de las personas que se preocupan por eso también se preocupan especialmente por cómo afectarán las medidas de seguridad a la estética de su vivienda. A veces, un sistema férreo de seguridad puede afear el conjunto que tanto se busca transmitir con la decoración, la pintura y la distribución de todo el mobiliario de la vivienda. No obstante, los expertos en esta materia, la de la protección del hogar, cada vez son más conscientes de ello.

La prueba la tenemos con casos como la cerradura invisible Remock Lockey Pro. Disponible en mas de una tienda de cajas fuertes, este avanzado sistema de seguridad es imperceptible desde el exterior de la vivienda, lo que permite contar con una puerta que encaje a la perfección con la apariencia externa del inmueble. Se activa mediante un mando a distancia, por lo que no requiere el uso de llaves ni nada por el estilo, solo un mando que el propietario activa cuando considere necesario para entrar o para dejar pasar a cualquiera.

Es una solución moderna que demuestra que se puede tener un hogar más seguro sin alterar el conjunto estético del mismo. Evidentemente, hay soluciones más agresivas que pueden emprobecer la decoración de la vivienda, pero las más modernas abogan por la discreción y, por tanto, por no afear nada en la vivienda.

¿Cómo combinar lo mejor en seguridad con una buena decoración en el hogar?

Para poder combinar bien ambos aspectos, se debe apostar siempre por soluciones modernas, ya que son las que más apuestan por respetar el sentido de la estética. Los sistemas de seguridad convencionales son más rudimentarios, pero los avanzados pueden reducir tamaño sin perder en eficiencia ni en protección, por mucho que pueda parecer lo contrario.

Por supuesto, como recomiendan desde cerrajeros Hector Lopez, equipo de apertura de puertas acorazadas en Castellón, lo más importante es evitar que nadie pueda entrar, y para eso hay que contar con cerraduras seguras y puertas blindadas. En este último sentido, el abanico de opciones que hay disponible es enorme, con diferentes tipos de madera y acabados para conseguir la textura más adecuada y el aspecto más adecuado para el conjunto del edificio.

En el primer sentido, ya hemos hablado antes de las cerraduras invisibles, que son la mejor opción para evitar que nadie entre en tu vivienda, siempre y cuando tú no lo permitas. Son sistemas inteligentes que abogan por el abandono de las llaves tradicionales para plantear soluciones más modernas y, sobre todo, discretas. Mayor seguridad y mejor gusto por la decoración se dan la mano por completo en este tipo de producto.

Alarmas de vanguardia

Otro punto a favor de la decoración en materia de seguridad son los sistemas de alarma modernos. No hay nada más seguro que eso, ya que se encargan de alertar en el mismo instante que entra alguien cuando las alarmas están activas, de hecho, algunos de los sistemas actuales lanzan humos para evitar que los ladrones puedan robar nada y, así, reducir el daño económico en la vivienda.

Lo bueno de estos sistemas es que, además de ser cada vez más eficientes e incorporar funciones como la videovigilancia online y en tiempo real, también son cada vez más pequeños y discretos. Las alarmas modernas son casi imperceptibles, incluso sus cámaras son más pequeñas y discretas. No logran ser totalmente invisibles, dado lo que son, pero sí que reducen considerablemente el impacto que se pueda causar a nivel estético.

Todos los sistemas avanzados de protección abogan por la reducción en tamaños y las líneas neutras de diseño. Se hace así para pasar inadvertidos y así evitar la posible alteración por parte de terceros con malas intenciones, como también para que las familias casi no se acuerden de que están y puedan disfrutar mejor del acabado de toda la decoración en el hogar. Apostar por lo moderno es apostar por seguridad y por una buena estética en el hogar, por eso no hay que dudar a la hora de dar el paso.

No hay por qué renunciar al estilo si se quiere tener una buena seguridad, ni tampoco renunciar a la seguridad si se quiere tener un buen estilo. En los tiempos que corren, hay medios más que de sobra para asegurarse de que el hogar está totalmente protegido y sin tener que quebrarse la cabeza buscando una forma de decorar que disimule los sistemas de protección de la vivienda. Hay medios más que de sobra, y lo que es mejor, con precios que cada vez se ajustan más al poder adquisitivo de cualquier familia. No hay que realizar un gran sacrificio económico para poder disfrutar de la tranquilidad en el hogar.