Cuando se realizan ciertos tipos de trabajo, resulta fundamental utilizar equipos de protección laboral avanzados que permitan desarrollar las tareas de forma segura

Todo depende del tipo de trabajo o tarea que se vaya a realizar, pero lo cierto es que a la hora de llevar a cabo ciertos trabajos específicos resulta fundamental el uso de equipos de protección laboral avanzados. Equipos profesionales altamente cualificados que permiten desarrollar las tareas de forma segura, sin que exista ningún tipo de riego para la persona que ejecuta el trabajo.

Los chalecos, las botas, los cascos o los guantes son algunos de los elementos de seguridad que muchas personas utilizan habitualmente en el trabajo; objetos encargados de proteger la integridad del cuerpo humano en cualquier tipo de situación o circunstancia. Es curioso el caso concreto de los Guantes para trabajar, que cada vez son más solicitados en diferentes empleos relacionados con la industria metalúrgica o el sector de la construcción.

Empleos de cierto riesgo que requieren de los mejores accesorios y complementos del mercado, ya que sin el uso de los guantes adecuados, las manos de los trabajadores quedan expuestas a sufrir cualquier tipo de percance. Por ello, resulta fundamental contar con guantes de protección laboral avanzados y adecuados a las necesidades concretas de cada tipo de trabajo.

 

¿Por qué es tan importante utilizar guantes de seguridad en el trabajo?

Como ya se ha comentado anteriormente, en algunas ocasiones los trabajadores de ciertas industrias y sectores se tienen que enfrentar a arduas tareas que implican el uso de equipos profesionales de protección laboral. Equipos que protegen la seguridad de los trabajadores en todo momento, y que deben ser utilizados en función de las características de cada tipo de tarea. 

Uno de los elementos que conforman el equipo de seguridad de estos trabajadores son los guantes, cuyo uso es realmente simple y evita posibles daños en las manos como cortes, arañazos o quemaduras. Además, los guantes también ayudan a optimizar las tareas de trabajo, puesto que con su uso se mejora el agarre de los objetos de manera notable.

Por otro lado, los guantes también evitan que las manos puedan mancharse de grasa o productos químicos que son difíciles de limpiar, y que incluso en algunos casos pueden ser gravemente perjudiciales para la salud de las personas.

 

Factores a tener en cuenta a la hora de elegir unos guantes para trabajar

Antes de nada, hay que tener muy claro el tipo de trabajo o tareas que se van a desarrollar. No todos los trabajos son iguales, y por tanto, en función de las tareas concretas que se vayan a desarrollar convendrá más utilizar un tipo de guante u otro.

En el mercado no existe un tipo de guante de seguridad para trabajar que cubra todos los posibles riesgos, por lo tanto, antes de comprarlo es conveniente realizar un exhaustivo análisis de cada caso para elegir el que mejor se adapta a nuestras necesidades.

En este análisis comparativo se deberán tener en cuenta algunos factores como el tipo de actividad a desarrollar, los materiales con los que se trabaja, la temperatura ambiente o la destreza necesaria para el puesto de trabajo.

 

Tipos de protecciones y materiales de fabricación

En el mercado existe una amplia gama de guantes de seguridad para diferentes tipos de trabajo, los cuáles se diferencian unos de otros por el tipo de protección que aportan y por el material de fabricación que los compone.

Los tipos de protección se definen en función de una serie de normativas de la UNE (Agencia Española de Normalización), entre las que se distinguen la protección contra riesgos mecánicos (UNE 388), la protección contra el frío (UNE 511), la protección térmica (UNE 407), la protección contra productos químicos (UNE 374), la protección anti corte (UNE 1082) y la protección contra corte y desgarro sierra de cadena (UNE 381).

Por su parte, los materiales de fabricación utilizados en los guantes de seguridad también son bastante diversos, y en el mercado hay disponibles diferentes tipos entre los que destacan los guantes de PVC (impermeabilidad y resistencia a los productos químicos), de Nylon (alta impermeabilidad), de poliuretano (resistencia a la abrasión, y gran impermeabilidad) y de neopreno (resistencia térmica alta).

Pero no son los únicos que pueden adquirirse en el mercado, ya que los usuarios también pueden encontrar guantes para trabajar fabricados con materiales como el nitrilo, el látex, el algodón, el cuero, la piel o el kevlar. Además, también existen combinaciones de materiales para guantes de seguridad, los cuáles se fabrican con la intención de aprovechar al máximo las propiedades de cada tipo de material.