Luis Hernando de Larramendi y Martínez es Vicepresidente Segundo del Patronato de Fundación MAPFRE Externo y Vocal del Comité de Dirección. Desde un punto de vista personal, su actividad empresarial se centra en la actualidad en la presidencia de la fundación Ignacio Larramendi, en la administración de la empresa de DIGIBIS S.L., la pertenencia al Consejo de administración de Mapfre S.A. y algunas entidades filiales, y presencia en numerosos patronatos de fundaciones de diverso orden, entre ellas la fundación Alberto Elzaburu, ligada a la entidad Elzaburu S.L.P., de la que durante muchos años ha sido socio hasta su jubilación en ella en 2017.

En esta entrevista nos habla de ASE, la asociación que preside y de su finalidad y actividades para llevar la fe al mundo de la empresa.

 

¿Cómo nace la asociación ASE-Acción Social Empresarial?

En 1931 se publica la encíclica Quadragesimo Anno por el Papa Pío XI, que relanza la preocupación de la Iglesia por el mundo del trabajo. Es aquella encíclica la que contiene esa referencia escandalosa a que “en la fábrica el material sale enaltecido y los trabajadores envilecidos”…

Al socaire de ese impacto, se funda una Federación de Asociaciones Patronales Católicas, en 1931, también con el nombre de UNIAPAC, Unión de Asociaciones de Patronos Católicos, que pervive en la actualidad y a la que, prácticamente desde su constitución, se asocia ASE-Acción Social Empresarial.

La asociación nace en 1951, dentro de lo que se ha dado en llamar el nacional catolicismo, precisamente para ahondar en la preocupación social, y nace con el nombre de Acción Social Patronal, siendo presentada en sociedad a los dos años de nacer por el cardenal de Tarragona don Benjamín de Arriba y Castro teniendo lugar la primera Asamblea General de Acción Social Patronal, que ya tenía comisiones de empresarios y delegados diocesanos en diversas ciudades, a finales de 1954.

Fruto de esa preocupación social era, en la revista de la asociación, la publicación mensualmente de un estudio que indicaba cuál era el presupuesto mínimo para sostenerse dignamente de una familia compuesta por el matrimonio y dos hijos. Esos estudios fueron clave, junto con la petición de la asociación, para la implantación del salario mínimo interprofesional.

Al nacer la sociedad se indica que se sienten parte de la labor de la Iglesia para poner en práctica su doctrina con el objetivo de la colaboración y el diálogo de todos los que sienten sobre sí el peso de la responsabilidad del puesto que ocupan en la sociedad, y que saben que pretender desentenderse de los demás es caer en la forma menos inteligente del egoísmo y la más dañina para el mismo que pretende tal cosa.

La Acción Social Patronal creía en un Estado moderno, inteligente y facilitador y decía "ni el abstencionismo liberal ni el estatismo a ultranza de nuestros tiempos".

 

La asociación ha pasado, bajo el amparo de la sociedad y de la Iglesia, por diversas etapas.

Podríamos llamar la inicial con más "activista" en cuanto que buscaba llevar la voz de los empresarios con hondura social y también de los trabajadores a las instancias políticas, luego otra más "académica" de estudios sobre la doctrina social de la Iglesia, y la actual, de mayor "apostolado y testimonio".

La asociación se erige como entidad religiosa inscrita en el registro de tales entidades en el Ministerio de Justicia en 1971 y se adaptan y transforman sus estatutos y su nombre que pasa ser Acción Social Empresarial.

En su seno se agrupan empresarios, directivos y altos profesionales del mundo de la empresa de la sociedad, es decir, todos aquellos que tienen alguna responsabilidad sobre personas en el mundo empresarial.

 

¿Qué supone presidir esta asociación en la actualidad?

Presidir la asociación supone una gran responsabilidad, y una misión que se asume con la conciencia de que es misión de los laicos la de impregnar la sociedad con la voz de la doctrina y con el pensamiento social cristiano.

No siempre la labor del empresario, de aquel que merece verdaderamente su nombre, y que tiene una preocupación por la creación de riqueza que beneficia a toda la sociedad, y no solamente los accionistas, es reconocida dentro de la sociedad, incluso dentro de la Iglesia.

Para la labor de Acción Social Empresarial-ASE, la publicación allá por 2013 del documento pontificio "La vocación del líder empresarial. Una reflexión", primer documento del Magisterio de la Iglesia que se dirige específicamente a todos aquellos que, en cualquier tipo de organizaciones, tienen responsabilidad sobre personas, ha supuesto un espaldarazo a nuestra labor.

Cuando la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal española adoptó mi nombramiento como presidente de la asociación, ésta se encontraba con la actividad bajo mínimos, sin prácticamente presencia salvo en algún núcleo, Asturias, por lo que la labor inicial ha sido de asentamiento, difusión y apertura al mundo, ya que la asociación pretende salir del mundo de las sacristías, de quienes en Sevilla podrían llamarse capillitas, para entrar en contacto con la sociedad completa.

Nuestra finalidad es la de hacer que la perspectiva cristiana esté presente en el día día de la vida del empresario, y éste evite una vida dividida que confine su religiosidad y su espiritualidad al fin de semana, y ésta no esté presente en el día día de su gestión. Ello se realiza de diversas formas, y siempre con el convencimiento de que nada hay más justo para la sociedad que las enseñanzas de la doctrina social de la Iglesia.

 

Háblenos de la importancia del testimonio de fe personal en el mundo de la empresa...¿y qué tipo de actividades hacen?

Los principios y finalidades de ASE se transmiten a través de las actividades que llevamos a cabo, de manera creciente en un número mayor de lugares de la geografía española, en torno a:

 

Almuerzos “Empresa, Fe y Valores”

Los almuerzos “Empresa, Fe y Valores”, pretenden hacer de los encuentros con grandes empresarios y directivos cristianos, una aportación más al aprendizaje a través de las experiencias personales y empresariales de los conferenciantes que, encuentro tras encuentro hacen de sus vivencias una lección de vida para los allí presentes.

 

Presentaciones de libros

Libros que esbozan en sus páginas una visión estratégica de la búsqueda del bien común, que tratan de ayudar a los empresarios a vivir conforme a la fe, a acompañarlos y alentarlos a vivir su condición empresarial dentro de la vida de la Iglesia conforme a su Doctrina Social.

Encuentro “En conversación con un empresario cristiano”

Estos encuentros fomentan la posibilidad de poder charlar, aprender y contrastar experiencias de cómo puede un empresario cristiano compaginar el día a día de su fe y su dedicación.

 

Foros de Reflexión y Oración de Empresarios y Directivos

En junio de 2016 dieron comienzo las reuniones de los Foros de Reflexión y Oración de Empresarios y Directivos de ASE, que han ido ampliando su número y presencia geográfica.

A ejemplo del modelo francés de “les EDC - Entrepreneurs et Dirigeants Chrétiens” (“Empresarios y Dirigentes Cristianos”), con quienes compartimos documentos en relación al contenido y a la organización.

 

¿Cuál es el formato de estas reuniones?

Las reuniones empiezan con una oración, turno de mesa de los participantes del grupo - en torno a 10 personas - y reflexión en equipo sobre un tema que sea de interés en el ámbito de la empresa, con frecuencia correspondiente a un reto de la vida del líder empresarial, propuesto rotatoriamente por los participantes.

Las reuniones se desarrollan en una fecha fija al mes, variando el día y semana según el grupo, y cuentan con una duración de 2 horas; se celebran principalmente en parroquias y está presente un consiliario.

 

- Encuentro de miembros de Foros

Los encuentros de todos los miembros asistentes a los Foros de Reflexión y Oración de Empresarios y Directivos que ASE viene implementando, con un total de ocho grupos ya en activo y otros en formación, se convocan dos veces al año.

 

- Desayunos coloquios

Los asistentes al desayuno, entre 45-50 personas previa inscripción, participan activamente en el coloquio, exponiendo sus distintos puntos de vista ante los análisis diferentes y complementarios de ponentes invitados que analizan documentos de distintas procedencias, relacionados con la empresa y la Doctrina Social de la Iglesia.

 

- Almuerzo anual socios

Se trata de un almuerzo-reunión anual con un pastor de la Iglesia que permite a los asociados participar activamente en un encuentro de altura con una autoridad eclesial. En 2018 y 2019 estuvo presente el Cardenal Mons. Osoro.

 

¿Cuál es el balance que hace de estos años de la asociación?

El balance de estos últimos años de la asociación es positivo, no ya por aspectos meramente numéricos de ampliación del número de socios, sino sobre todo por la alegría de éstos en la participación de las actividades de la asociación, y por la labor clara de irradiación que se produce en los entornos en los que participamos, que esperamos que sean cada vez más.