El Ayuntamiento de Brunete pondrá este miércoles la primera piedra del nuevo Punto Limpio fijo, un espacio moderno y funcional que constituye un compromiso electoral cumplido del equipo de Gobierno y que permitirá a todos los brunetenses reciclar más fácilmente de todos aquellos enseres o residuos especiales y peligrosos para el medio ambiente o que no pueden recogerse en los contenedores de uso generales.

El alcalde de la localidad, Borja Gutiérrez, ha puesto en valor esta construcción, que da cumplimiento a una demanda de los vecinos, y que estará abierto seis días a la semana –domingos incluidos- en horario de mañana y de tarde.

“La construcción de este Punto Limpio fijo supone la consecución de uno de los compromisos más importantes en materia de sostenibilidad y reciclaje de nuestro equipo de Gobierno, que viene a sumarse a las políticas de fomento para el cuidado del medio ambiente que estamos llevando a cabo en Brunete durante estos últimos ocho años”, ha dicho antes de señalar que “el objetivo es dotar a los brunetenses de un espacio fijo en el que poder reciclar todo tipo de enseres y materiales, y contribuir así cuidado del medio ambiente”.

Este Punto Limpio contará con 21 contenedores, una zona de carga y descarga -en la que estarán los de mayor capacidad- y con otra de vertido -en la que se situarán los pequeños y medianos- y será más cómodo, seguro y accesible, y con un servicio de operarios perfectamente preparados que comprobarán visualmente la tipología de los residuos y asesorarán a los vecinos en cuanto al punto de deposición de los mismos. Además, ellos serán los encargados de trasladar los residuos peligrosos a sus respectivos contenedores.

El acceso al recinto, que tendrá una extensión aproximada de 4.000 metros cuadrados y se situará en el polígono 21 en una parcela que será acondicionada con alumbrado y jardinería, se realizará por la Vereda de los Morales. Se estima que recogerá una cantidad total de 239,08 toneladas de residuos al año, de las que 10,266 toneladas pueden ser de carácter peligroso (equipos eléctricos, aceites, grasas, botes de pintura, fluorescentes, etc).

La construcción del Punto Limpio fijo es un proyecto continuista del equipo de Gobierno, siempre a la vanguardia en materia de sostenibilidad, que en el último año ha sumado a la flota municipal un camión recolector de residuos de carga lateral –lo que aumenta su eficacia-, que recoge tanto residuos sólidos urbanos (de lunes a sábado) como envases (martes y viernes), y papel y cartón (miércoles), admite más de 14.000 kilos en cada carga y cuenta con medidas de seguridad tanto para el operario como para los vecinos.

Asimismo, se han incorporado hidrolimpiadoras de agua fría y caliente, una máquina baldeadora de calles, cuatro sopladoras y un nuevo camión pulpo, entre otras máquinas de última generación, con las que se da cumplimiento a los compromisos adquiridos y a las peticiones de los vecinos.