El Texas Holdem Poker tiene una mecánica de juego muy sencilla, aunque lo cierto es que se puede jugar siguiendo una gran variedad de tácticas, estrategias y matices. Cabe indicar que esta variante del póker se ha convertido en la más popular del mundo tanto en los casinos físicos como en los online.

El individuo debe conocer las reglas del Texas Holdem Poker para aprender a jugar a este famoso juego de cartas correctamente, y es que a pesar de que jugar le resulte muy fácil y lógico, llegar a dominar todas sus reglas puede llevarle algo más de tiempo. Sin embargo, debe ser paciente y no desanimarse. En esta pequeña guía Poker Texas Holdem se dan algunas instrucciones que resultarán muy útiles.

casino

 

La ciega pequeña y la ciega grande

Para ganar en el Texas Holden Poker, el individuo debe formar la mejor combinación posible de cinco cartas. El crupier es el encargado de repartir las cartas, aunque en el caso de que no haya, el botón del dealer determina el participante que tiene esa tarea.

El jugador a la izquierda del botón debe apostar una cantidad conocida como “ciega pequeña” y el que está a la izquierda de este pone la denominada “ciega grande”, que normalmente es el doble de la ciega pequeña.

Primera y segunda ronda de apuestas

La primera ronda de apuestas de este juego de cartas, la cual es conocida como “Pre-Flop”, habrá comenzado oficialmente a partir del momento en el que el crupier empieza a repartir dos cartas bocabajo a cada jugador.

El individuo a la izquierda de la ciega grande es el primero en jugar y podrá retirarse, igualar o subir.

Una vez finalizada la primera ronda de apuestas, el crupier descubre el “Flop”, que representa la segunda ronda. Se trata de tres cartas comunitarias que se ponen bocarriba en la mesa. Esto quiere decir que se encuentran disponibles para todos los usuarios que continúen jugando.

Comienza el participante activo situado a la izquierda del botón, el cual tendrá que elegir entre tres opciones al igual que el resto de participantes. Podrá retirarse, apostar o pasar su turno para que siga el participante activo que se encuentra a su izquierda.

Tercera y cuarta ronda de apuestas

Una vez realizadas todas las apuestas, el crupier descubre una cuarta carta conocida como el “Turn”, que inicia la tercera ronda de apuestas. Comienza de nuevo el jugador situado a la izquierda del botón, quien tendrá que tomar la decisión de retirarse, pasar o seguir apostando. El resto de jugadores también tendrán que elegir entre estas opciones.

Concluidas las apuestas, el crupier descubre una quinta carta que se conoce como el “River”. Esta carta representa la cuarta y última ronda de apuestas. Los jugadores en activo tienen de nuevo las mismas tres opciones que en el “Flop” y en el “Turn”.

La confrontación final o showdown

Finalizadas todas las rondas de apuestas, los jugadores en activo deben descubrir sus dos cartas. Hay que tener en cuenta que todos los participantes comparten las cinco cartas que hay sobre la mesa, las cuales pueden combinar con una o dos de sus cartas.

Ganará todas las fichas del bote que se hayan ido acumulando en cada una de las rondas de apuestas aquel participante que arme la combinación más alta compuesta por cinco cartas.