Nunca nos damos cuenta que gran parte de la fealdad de nuestros pueblos es por nuestra propia responsabilidad. La falta de sensibilidad de una propiedad, o de un arquitecto, pueden ser acotados por la normativa municipal, que en el caso de algunos pueblos de la Sierra se limita sólo a los materiales que se pueden utilizar, piedra o madera, las alturas de las cornisas, altura de planta baja..etc.

A menudo nos olvidamos de esa otra fachada, la que inicialmente hacia la calle no se ve, la que da a un patio posterior o una casa vecina con menos altura, o quizás a un solar todavía sin construir. Nos referimos a las medianeras.

Las medianeras deben estar tratadas. Según la normativa, se pide como mínimo que estén terminadas, que no se vea el ladrillo, por salubridad y de protección frente a las humedades , que una medianera puede provocar en la vivienda de la que es una de sus cuatro paredes.

La pared medianera se queda vista, no se le da importancia, y en muchas ocasiones se ve desde muy lejos, o es el primer impacto que nos llevamos cuando avanzamos por la calle, buscando un número concreto, o cuando deambulamos visitando una ciudad o pueblo.

Una de las medianeras más famosas de Madrid es el Jardín vertical colocado junto al Paseo de Prado, que formó parte de la actuación para la realización del Caixa Forum, aunque no es una terminación al alcance de muchos bolsillos.

Captura_de_pantalla_201-0-20_a_las_2012_1

Este verano he podido descubrir el esfuerzo de algunos vecinos y ayuntamientos para enriquecer sus edificios, por llamar la atención sobre problemas no siempre evidentes, ó por convertir sus viviendas en obras de arte.

Ya el pintor Diego Rivera fue famoso por reflejar otro tipo de sensibilidad en grandes murales en el México del siglo XX

Captura_de_pantalla_201-0-20_a_las_2022_1

En otras ciudades del mundo como Berlin es habitual que el arte o los mensajes, con mejor o peor fortuna, inunden las calles.

En Bruselas existen incluso itinerarios para disfrutar de murales aprovechando las medianeras de la “Capital del Cómic”, y en Bristol se publicitan recorridos para conocer los murales de uno de los grafiteros más conocidos a nivel mundial.

Captura_de_pantalla_201-0-20_a_las_205

Sin ir tan lejos existen iniciativas por todo el territorio como el siguiente mural colectivo en el Museo de Navarra.

Captura_de_pantalla_201-0-20_a_las_20551

En Fanzara (Castellón) una iniciativa ha llevado el arte a las calles, haciendo partícipe al pueblo de una labor de puesta en valor de las fachadas. Según esta noticia, en el año 2015 el el M.I.A.U( museo inacabado de arte urbano) cambió la forma de percibir muchas de las viviendas de este pueblo castellonense.

Captura_de_pantalla_201-0-20_a_las_206

PINTURA AL SILICATO

La pintura al silicato es una pintura mineral que emplea como aglutinante el silicato potásico. El principio de la técnica de los silicatos se basa en la unión mineral insoluble de la pintura con el soporte mineral, inventada y patentada en 1878 por el investigador alemán Adolf Wilhelm Keim, inicialmente como pintura para murales artísticos en fachadas, en un clima frío y húmedo en el que la técnica del fresco de cal no perduraba, se caracteriza por un pH alcalino que proporciona una protección natural contra la proliferación de microorganismos (algas, mohos, líquenes), existen murales originales realizados en el siglo XIX, por ejemplo en Stein am Rhein (Suiza).

Captura_de_pantalla_201-0-20_a_las_2075

Así que ya saben, si tienen una gran medianera, piensen que tal vez puedan tener algo más que una pared sin importancia, que pueden disfrutar algo más con ella, por ejemplo, con una obra de arte.

Santiago Durán García

Arquitecto Técnico (UPM) MDI Máster En Dirección Inmobiliaria (UPM) EEM Gestor Energético Europeo (UPM European Energy Manager)

  1. 618.519.717

www.sduran.es /santiagodurangarcia@gmail.com / s.duran@sduran.es

https://verne.elpais.com/verne/2018/07/28/articulo/1532782515_999247.html

Captura_de_pantalla_201-0-20_a_las_201