El mundo del tenis se prepara para una nueva edición de Wimbledon, el tercer Grand Slam del año que se juega en Londres el próximo mes. En el cuadro masculino, el certamen contará con la presencia de Rafael Nadal, flamante campeón de Roland Garros, Roger Federer y el serbio Novak Djokovic. A diferencia del año pasado, el campeonato le dará la bienvenida en dobles a Andy Murray, quien no compite en Wimbledon desde 2017. Asimismo, Angelique Kerber defenderá su título femenino frente a la número 1 del ranking ATP, Naomi Osaka. También cabe destacar la participación de Ashleigh Barty, ganadora de Roland Garros.

 

Qué esperar este año

 

La edición número 133 del torneo más prestigioso del tenis comenzará el 1 de julio en el All England Lawn Tennis and Croquet Club de la capital británica y finalizará el día 14. El torneo ha anunciado que los premios para esta nueva edición han incrementado un 11.8%. Los tenistas recibirán un total de 38 millones de libras y el mayor cambio se verá reflejado en los premios de las primeras rondas. Aquellos que lleguen a la primera ronda se llevarán 45 mil libras, un aumento del 15.4%, mientras que el que llegue a la segunda 72 mil libras (14.3%) y el que alcance la tercera 111 mil libras (11%). Además, los ganadores, tanto hombres como mujeres, verán un incremento del 4.4% en comparación a la edición pasada y recibirán 2,35 millones de libras.

 

Otro de los cambios más significativos que se apreciará en esta edición será la reinauguración de la pista. La nueva pista ha pasado por un proceso de remodelación de tres años en el cual se ha añadido un techo retráctil. En el torneo de Wimbledon es importante que haya canchas cubiertas ya que la lluvia en Londres en esa época del año es habitual. Por otra parte, la pista también contará con una remodelación completa de los asientos y 15 suites renovadas.

 

Djokovic busca ganar el título, mientras Nadal pretende escalar en el ranking

 

Muchos consideran a Wimbledon como el torneo más importante del tenis, no sólo por su particularidad principal –el césped–, sino porque ocurre a mitad de temporada, momento en el cual los jugadores esperan estar en su mejor momento físico. Por esta razón, semifinalista de 2018, Rafael Nadal, decidió no competir en ningún otro torneo antes de Wimbledon. Según el español, al hacerlo, descansaría su cuerpo para llegar al campeonato en las mejores condiciones posibles.

 

Los medios británicos apuestan por el actual campeón y defensor del título Novak Djokovic como el favorito para ganar Wimbledon. A pesar de su reciente victoria en Roland Garros, Nadal es el tercer favorito, sólo por detrás de Roger Federer, quien en 2018 perdió en cuartos de final frente al finalista Kevin Anderson. A diferencia de los otros torneos del circuito, Wimbledon no tiene en cuenta las actuales posiciones del ranking: el torneo usa una fórmula para enumerar a los cabezas de serie que incluye los puntos de cada jugador, el 100% de los obtenidos en la superficie el año anterior y el 75% dos años antes. Si bien Djokovic es el número 1 en este sistema, Roger Federer espera poder ser número 2 para evitar al serbio hasta una hipotética final. Para poder lograrlo, necesita ganar el torneo Halle, donde defiende la final del 2018.

 

A pesar de no haber disputado la edición de 2018 por un problema en su cadera, Andy Murray es uno de los jugadores más importantes que participarán en 2019. Sim embargo, el escocés sólo jugará en dobles, ya que luego de recuperarse de su lesión no ha disputado ningún partido de singles y cree no estar preparado.

 

Serena Williams, en busca de la revancha

 

Después de anunciar su embarazo y ganar el Australian Open de 2017, Serena jugó dos finales de Grand Slam: Wimbledon y US Open 2018. Sin embargo, la estadounidense no pudo ganar en ninguna de las dos oportunidades. Su contrincante Angelique Kerber se hizo con la copa de Wimbledon 2018. Kerber no ha conseguido buenos resultados después de su victoria en Londres el año pasado, pero gracias al sistema de clasificación tiene un lugar asegurado en el torneo. De hecho, Serena es la favorita para ganar este año. Le siguen de cerca Petra Kvitova, quien ha puesto en duda su participación por una lesión reciente, Ashleigh Barty y Naomi Osaka. Venus Williams y María Sharapova, ambas ex número 1 del mundo, también participarán en esta edición. Venus, ganadora de 5 torneos de Wimbledon, alcanzó la final en 2017, mientras que la Sharapova, quien ganó el torneo en 2004, quedó eliminada en primera ronda el año pasado.

Wimbledon promete excelencia y el 2019 busca ser parte de la historia

 

El césped, el código de vestimenta y el sistema tradicional que lleva más de un centenar de años hacen que Wimbledon siga siendo el torneo preferido para la mayoría de los jugadores. Asimismo, las inversiones tanto en el predio como en los premios son parte del crecimiento constante de Wimbledon y harán de la edición del 2019 una de las más grandes que el circuito ha visto en los últimos años.

 

Lo cierto es que Wimbledon ha sido vidriera de actuaciones excelentes en los últimos años, desde los ocho títulos de Federer y los siete de Serena, a las sorpresas como las de Kevin Anderson en 2018 y las finales históricas entre Nadal y Federer. ¿Puede la edición del 2019 traernos nuevamente una sorpresa y convertirse en una que entrará en los libros?