Tal y como ya anunció hace unos días y ratificó en el pasado pleno del mes de octubre, la concejala de Movilidad y Transportes, María Ángeles Méndez, prosigue con la ronda de reuniones y de conversaciones tanto con el Consorcio Regional de Transportes como con la empresa concesionaria del servicio de autobuses interurbanos de las diferentes líneas, principalmente las que nos conectan con Madrid. En estos encuentros la edil ha planteado los múltiples problemas que está sufriendo los usuarios de estas líneas especialmente en horas punta y que se traducen en una insuficiente frecuencia de paso con la consiguiente aglomeración de viajeros en las paradas y también en el interior de los autobuses, así como los retrasos en los horarios.

Por parte de la empresa concesionaria se ha manifestado la intención de incorporar nuevos autobuses y de mayor tamaño que los actuales, 15 metros, que permitirán mayor ocupación, así como el establecimiento de una zona habilitada para depositar las maletas y bolsos de grandes dimensiones.

La próxima reunión, esta vez a tres bandas, es decir, Consorcio de Transportes, empresa y Ayuntamiento se celebrará el próximo martes 6 de noviembre. En ella la edil solicitará la pronta adopción de medidas y soluciones que vengan a poner fin a los problemas. Del resultado de la misma se informará posteriormente.