La tasa de abandono en edad formativa en nuestro país ronda el “17%”. Dato no positivo que se traduce en que “2 de cada 10 jóvenes abandona”, sin más, los estudios. El desánimo, el entorno social y familiar, con un escaso apoyo, o quizá lo más importante, el no saber sus verdaderas actitudes o capacidades para su desempeño, se sitúa como el problema a resolver.

Por este motivo y con el objetivo de dar visibilidad y respuesta a estas inquietudes se han dado a conocer, por segundo año consecutivo, los premios Innovación para la Orientación Profesional de la mano de Bosch, que reconocen y distinguen aquellas iniciativas o proyectos más relevantes en este campo.

Un acto que conto con la presencia de Francisco Belil, vicepresidente de la Fundación Berteslmann, y el vicepresidente de RR.HH. de Bosch, José Luis San Román, que dio paso a la ponencia, a modo de ejemplo y superación, basada en el esfuerzo, la constancia, de Eli Pinedo, jugadora olímpica de Balonmano, y el deporte de elite como base de vida, de desarrollo personal y profesional. Quién trazó, a modo de monologo distendido, su trayectoria, estudios, duros entrenamientos, experiencias en los juegos de Londres, Río… Con sus más y menos sinsabores, pero siempre con un objetivo marcado, a batir. Sin olvidar el indiscutible apoyo de familiares y amigos.

En la categoría de proyectos, el bronce en esta olimpiada de formación fue para “Escuela 2ª Oportunidad”. Iniciativa de la Fundación AID Arrabal de Málaga, que desde 1992 trata con jóvenes con dificultades y en régimen de exclusión social, y les proporciona una nueva incorporación al sistema educativo, con cursos de formación y prácticas en empresas, para hacer valer sus capacidades, a veces ocultas, y realidad su lema: “las segundas oportunidades existen”.

La plata, fue destinada a potenciar el valor personal del alumno de bachillerato con una clara orientación profesional,, como el verdadero agente protagonista para construir ese anhelado futuro. Seguido muy de cerca por su tutor, juntos para ayudar a crecer, y una visión holística de su formación , trabajo en grupo, con diferentes actividades, estancias en empresas, feed back, encuentros y viajes donde el coaching está muy presente,. Así el proyecto ganador fue para Escola Virolai. “Acceder al mundo real y conseguir así una buena elección de futuro”, su competitiva marca.

Y la cima del podio, por su efecto trasversal, fomentar la igualdad de oportunidades y ser referente para otros centros educativos fue para “Oirenta2” del colegio Salesianos de Zaragoza, Nuestra Señora del Pilar. Que desarrolla su plan formativo en cinco etapas educativas, en la actualidad para 1487 alumnos, desde infantil hasta la FP Dual. Una apuesta por un conocimiento próximo del entorno social del alumnado en el que se desarrolla, y fomentar así sus valores académicos personales y profesionales donde el papel de la familia es decisivo para encontrar el camino.

En definitiva, “convertir la pasión en tu proyecto de vida”. Con la ayuda y desarrollo de jornadas de Talento y Futuro profesional. Prácticas en empresas, Bolsa de trabajo y premios que reconforten esa capacidad y esfuerzo.

En el apartado de medios, la distinción recayó en el diario La Vanguardia, por su apoyo y difusión a esta temática, y “visibilizar la necesidad”, que a su juicio requiere “una mayor implicación de todos los agentes en esta difícil tarea de construir, como la Administración”, que estuvo presente a través del director general de Formación profesional y Enseñanzas de Régimen espacial de la Comunidad de Madrid, José María Rodríguez Jiménez. Mención especial a Educaweb, por su referencial apoyo.

Huir de la rigidez del sistema educativo actual. Cargado de planes, a corto plazo, en su mayoría desechables, sin una base solida de acercamiento al mundo laboral real, parece ser la línea a seguir. Y donde prime la absoluta capacidad del alumno, que muchas veces no conoce o no sabe desarrollarla, para darse cuenta de lo más importante ¿qué quiere ser y cómo llegar a ello? Con las herramientas necesarias para construir su futuro, formación y orientación profesional adecuada, que le haga arquitecto, sin más, de su destino profesional.

César Serna