En la Comunidad Valenciana hacen un gran esfuerzo por integrar a las niñas en las ligas masculinas, pensando que así se fomenta la igualdad y el buen rollo. Más bien así se consigue todo lo contrario, queda patente una gran desigualdad, abismal, sideral y las niñas, que no tienen la culpa, por la ideologización de los mayores pasan un mal rato innecesario.

Los benjamines del CD Canet se enfrentaron al Biensa CF de Sagunto, compuesto por niñas. Los chavales endosaron un apabullante 23 a 0 a las chiquillas, que las pobrecitas se sintieron humilladas y se pusieron a llorar. ¿Qué esperaban? Que los niños se dejasen ganar o les dejasen meter una cuota de goles digna o que empatasen en beneficio de la igualdad y contra el machismo.

Y celebraron los goles en la grada, “delito de odio” para los medios progres que se rasgan las vestiduras por estos hechos, pero nadie tiene el sentido común de denunciar el sinsentido de que las chicas compitan contra los chicos, buscando una igualdad que no existe.

Este resultado fue un mazazo, pues el Biensa CF de Sagunto en su enfrentamiento con el líder el Planter había conseguido un mejor resultado, solo había encajado 15 goles.

¿Qué sentido tiene que estas niñas todos los fines de semana encajen un carro de goles? Van a odiar a los niños que son muy malos porque juegan mejor que ellas. Lo lógico es que se enfrentasen a niñas de su edad y si no hay equipos suficientes, pues que jueguen con los equipos que haya las veces que sea.

Esperemos que la cordura impere y den una solución a este asunto porque las niñas, encajando una goleada cada día van a odiar el fútbol y a los niños.

El hombre y la mujer son iguales en dignidad, pero Dios no ha hecho al hombre y a la mujer iguales físicamente. El cuerpo femenino está hecho para la maternidad, que es como mejor se realiza una mujer, siendo madre, independientemente de la profesión que desempeñe.

La mujer no puede competir con el hombre en casi ningún deporte, salgo algunas excepciones como la natación sincronizada o gimnasia rítmica por ejemplo en donde probablemente sean más ágiles.