Esta es la historia que cuenta el propio David Vidal en la página de Facebook:"Odio el futbol moderno":
"Mi profesor en el curso de entrenadores era Clemente y el examen consistía en analizar tácticamente la final de Copa de 1985, que ganó el Atlético al Athletic por 2-1. Yo expuse que el Athletic se había equivocado colocando la defensa tan adelantada ante un equipo que jugaba al contraataque. Y resulta que a ese Athletic lo entrenaba Clemente. Entonces me preguntó en clase por qué había contestado así y yo le razoné, en la pizarra y en el campo, que esa zaga se rompía con paredes y diagonales. Él me dijo: 'Chaval, tienes razón, pero yo he ganado dos ligas jugando con la defensa adelantada'. Cuatro días después, en clase de técnica, Paquito, del que yo iba ser ayudante en el Cádiz, me preguntó: "¿Qué le has hecho a Clemente?".
Aprobé el curso gracias al resto de asignaturas, porque  Clemente me puso un cero aquel día. Mi debut con el Cádiz, tres años después, fue contra su Espanyol en Barcelona. Me dijo: 'Tu eres el del curso, ¿verdad? No vayas a ganarme porque vengo de perder 6-1 con el Atlético y estoy en la cuerda floja'. Nosotros andábamos aún peor y le respondí: 'Si no te gano, no puedo volver a Cádiz'. Vencimos por 0-2 y a Clemente le destituyeron semanas después".