Las colas interminables para contemplar el tradicional Belén Viviente de Alalpardo han sido una constante los dos días de representación del acto más genuino de la Navidad española. En Alalpardo, cerca de 200 figurantes han dado vida, nunca mejor dicho, a los protagonistas del Belén, en su XXII edición del Belén Viviente de esta bella localidad madrileña de la cuenca del Jarama.

 

El Parque de Nuestra Señora del Rosario se convirtió en el mejor escenario para representar el pueblo de Belén durante los días 25 y 26 de diciembre, en el que se podían ver perfectamente ataviados los habitantes del pueblo en los diferentes papeles asignados, bajo la atenta mirada del alcalde Miguel Medranda, pendiente en todo momento del buen desarrollo de la escenificación y del más mínimo detalle, para que todo el engranaje de la representación funcionara perfectamente.

Dos noches de representación bajo la luz de las estrellas que todos los visitantes recordaremos hasta la próxima edición.