A las 9.15 del pasado viernes 25 de enero, en la Sala de Comisiones del Ayuntamiento de Velilla de San Antonio (Madrid), daba comienzo la primera de las tres comisiones informativas que se celebrarían. Concretamente la Comisión Informativa de Hacienda, Educación y Cultura, en la que el único punto del Orden del Día, además de la aprobación del acta de la sesión anterior, era una modificación de la Ordenanza fiscal reguladora de la Tasa nº 19 del aprovechamiento especial del dominio público por el uso de cajeros automáticos propiedad de las entidades bancarias. Eso se traduce en que las entidades bancarias que dispongan de cajeros automáticos en la vía pública de Velilla de San Antonio tendrán que pagar una cuantía de 450€ anuales por entidad.

 

Dicha moción fue presentada hace varios meses por Somos Velilla (Podemos) y aprobada en Pleno. Después de que la Concejal de Hacienda y la Interventora explicaran la modificación para incluirlo en la ordenanza, la representante de Somos Velilla, impulsor de la iniciativa, no solo no apoyó el expediente, sino que se marchó argumentando que no podía continuar en las siguientes comisiones ni lo haría ningún compañero porque ninguno estaba disponible.

 

Nada más terminar, se continuó con las otras dos comisiones informativas, la de Servicios Generales, Seguridad Ciudadana, Personal y Deportes (9:25), y la Comisión Informativa de Festejos, Servicios Sociales, Igualdad, Desarrollo Económico y Urbanismo (9:50). En ellas había cuatro mociones de España2000 relativas a que el Ayuntamiento atienda las demandas del comercio tradicional, otra relativa a la limpieza y desinfección en varias zonas de Velilla de San Antonio, otra para que el ayuntamiento investigue actividades molestas y una cuarta para que el Ayuntamiento deje de destinar dinero fuera del municipio. Además de la moción del grupo municipal Socialista sobre el pacto de Estado en materia de violencia de género. Todas ellas sin presencia de la marca blanca de Podemos quienes pudimos comprobar al salir que disfrutaban de un café en el bar más próximo al Ayuntamiento.

 

Pedro Jesús Espada, Portavoz del Grupo Municipal España2000, ha manifestado: “nos parece una falta de responsabilidad y respeto a los vecinos enorme, porque mientras otros representantes políticos tenemos que faltar a nuestro trabajo, e interrumpir nuestra jornada laboral, o acudir sin dormir después de trabajar toda la noche, otros dejan de lado sus obligaciones con los vecinos, por las que perciben una compensación económica para tomar café” y añade que “este grupo ha presumido en numerosas ocasiones de feminista, mientras que hoy han demostrado que la mujer no les importa en absoluto, puesto que una de las mociones era sobre el Pacto de Estado en materia de violencia de género”.