Enrique Garza es letrado del Colegio de Abogados de Madrid, doctor en Humanidades y Ciencias Sociales. Su tesis se tituló: «Petit Sullá ante la modernidad», postgrado en Humanidades y Ciencias Sociales por la Universidad Francisco de Vitoria . Amplia experiencia docente y en conferencias. Dr. Profesor en la Universidad Rey Juan Carlos, Trigrado en Telecomunicaciones, profesor en Normativa y deontología en el ámbito de las telecomunicaciones.

 

En esta entrevista nos habla de la finalidad de la nueva asociación que preside, de reciente creación, AMANECER DE ESPAÑA.

 

¿Cómo nace Amanecer de España?

Amanecer de España nace de una realidad cultural. Un grupo de amigos que desde hace  más de una década, venimos realizando actividades culturales de distinto tipo: conferencias, presentación de libros, tertulias; todo ello, para reflexionar y difundir en nuestro ámbito más cercano, tanto la historia de España, como la inquietante fuerza de la política sobre el pensamiento de las nuevas generaciones de españoles, como las consecuencias sociales y políticas que supone soltar por el desagüe los valores y tradiciones —como medio de transmisión de los mismos— que son y han sido los pilares sobre los que se sostiene la España del siglo XXI.

 

¿Qué supone presidir la asociación?

Todo el mundo contestaría lo mismo, una responsabilidad. Para mí lo es, porque la vida cotidiana a veces es terca y absorbente, le deja poco espacio al pensamiento y su expresión; pero cuando te han educado con unos principios sólidos asumes las responsabilidades que te toquen, y, como dijo el peculiar Fraga Iribarne «ni tulelas ni tu tías», se hace y punto.

 

Ciertamente España necesita amanecer…

Buena pregunta. Ayer leía en la primera página de ABC un artículo de Bieito Rubido titulado  « La España infeliz » en el que hacía una reflexión sobre una encuesta de IPSOS que venía a afirmar algo alarmante « los españoles somos los más infelices de Europa ». No sé si es cierto o no el resultado de la encuesta, pero desde luego España vive una crisis de identidad provocada por la clase política; se están borrando nuestra historia los valores que durante milenios han conformado nuestra forma de ver y sentir la vida.  Un niño sin padres, sin pasado, sin historia y sin valores, es un niño triste. España está perdiendo todo eso y los vasos comunicantes de su cultura: la tradición y la clase media. Por tanto, este momento sin solidaridad ni poesía o esperanza que nos una, se llena el cielo de nubarrones en el horizonte: España necesita amanecer, despertarse y caminar.

 

¿Qué fines tiene la asociación?

a) La defensa y difusión, dentro del ámbito de todo el territorio español, de su patrimonio cultural: humanidades, bellas artes, historia, literatura, teología, arquitectura y ciencias diversas, que han consolidado los distintos ámbitos de la nación española. Así como la defensa de nuestro patrimonio histórico y cultural, mediante la intervención en los distintos medios de comunicación y divulgación de los que pueda valerse la asociación.

b) Defensa de los valores propios del humanismo cristiano en la postmodernidad y su implementación en el tejido social de nuestra cultura y su conciliación con la moral y ética; así como, la defensa de las tradiciones y costumbres del pueblo español. En concreto ASOCIACION  CULTURAL AMANECER DE ESPAÑA (ACAE) pretende la reencarnación política social y cultural del pensamiento social-cristiano: los objetivos principales se centrarán en las distintas esferas de la vida y de la actividad -política, economía, organización social, ciencia, arte, filosofía, metafísica, pedagogía, teología etc.-

c) Agrupar dentro de la asociación, a todos los investigadores e interesados en mantener el legado de la cultura española, ya se trate de personas físicas o jurídicas: científicos, profesionales, docentes, cualquier persona interesada en la promoción de la doctrina social y cristiana que ha conformado el mundo libre.

d) Promover el estudio y conocimiento de la historia y la cultura de España, así como su influencia internacional presente y futura.

 

¿Qué actividades realizarán para el cumplimiento de estos fines?

Se realizarán las siguientes actividades:

a) Publicación se semanarios, revistas, newsletter, artículos, difusión en redes sociales, etc.

b) Recopilación de material y archivos que puedan conformar la materia objeto de la asociación.

c) Organización de seminarios, foros, conferencias, mesas redondas, viajes culturales, certámenes y eventos de toda índole que concilien con el objeto de la asociación.

d) Representación de la asociación en las instituciones adecuadas por la legislación vigente, para la participación de la sociedad civil en la vida pública.

e) Cursos o ponencias y cualquier otro trabajo, que encomienden las entidades locales, autonómicas, estatal o europea; o cualquier, organismo nacional o internacional que coincida con los fines de la asociación.

f) Colaboración con entidades afines dentro de todo el territorio nacional e internacional.

g) Formalización de todo tipo de propuestas a organismos públicos y privados, para dar cumplimiento de nuestros fines.

h) Participación en las convocatorias para obtener las ayudas que promueva la administración pública o entidades privadas, con objeto de favorecer la investigación en los ámbitos establecidos en los presentes estatutos.

i) Cualquier actividad que la Junta Directiva considere útil para los fines de la asociación.

 

¿Quiénes componen la junta directiva?

La asociación se funda por lo quienes ahora conforman la Junta Directiva; no es que importe para nosotros quienes estamos en ella, pero si lo es quienes van compartir sus inquietudes y áreas de trabajo con nosotros: los nuevos socios. Actualmente, sin dar nombres; conforman la Junta Directiva tres doctores en distintos ámbitos de humanidades, empresarios, historiadores, profesores, sacerdotes. Todos movidos por la misma inquietud; debatir con principios, pero abiertos al diálogo, las necesidades culturales de nuestra sociedad para comprender mejor los movimientos de la dinámica social; darle alma a nuestra asociación, humildad y generosidad; estudiar a fondo la doctrina social de la Iglesia y lo que ésta puede aportar a la sociedad actual, así como los movimientos en Europa, que desde la cultura plantan cara al materialismo; como lo hicieron en su momento Chesterton y Belloch.