Galapagar se prepara para la llegada del frío y, para ello se ha preparado un plan para coordinar a todas las áreas implicadas, optimizar todos los medios materiales y humanos disponibles y asegurar, ante la llegada de las primeras nieves, la viabilidad de la red de carreteras y calles del municipio y el mantenimiento de los servicios esenciales.

 

El alcalde de Galapagar, Daniel Pérez Muñoz junto con el concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Borja Luján y el concejal de Medio Ambiente, Ángel Camacho han presentado este Plan de Inclemencias Invernales, donde se establecen los diferentes niveles de alerta, las brigadas de actuación, y responsables de las mismas.

 

Recursos humanos y materiales

Se ha creado un primer grupo de Intervención compuesto por Protección Civil, personal de medio ambiente, personal de obras y servicios o del polideportivo; otro grupo de actuación es de Orden y Tráfico donde está la Policía Local; y, finalmente, un Grupo Sanitario con Protección Civil y personal del Centro de Salud. Todos ellos formarán parte de un Centro de Coordinación Operativa Municipal que trabajar de forma coordinada para paliar los posibles problemas que puedan producirse con la llegada de las inclemencias invernales.

 

Entre los recursos disponibles para acometer las posibles inclemencias invernales el Ayuntamiento dispone de más de una veintena de vehículos, entre los que destaca un

camión quitanieves de carreteras, una pickup con pala quitanieves y esparcidor de fundentes, retroexcavadoras y camiones con esparcidor de fundentes. Además de ambulancia, furgón de rescate y salvamento o pickup contra incendios.

En cuanto al personal, en caso de activarse el plan de Inclemencias, casi un centenar de personas que velarán por el bienestar de los vecinos repartidas en los distintos servicios municipales, incluida la Policía local y Protección Civil. Además, el plan incluye los puntos de acumulación de las casi 50 toneladas de sal que existen inicialmente como provisión.

 

Recomendaciones para los vecinos

Ante la llegada del invierno y el descenso progresivo de las temperaturas el Ayuntamiento de Galapagar recomienda a la población no salir a la calle en caso de nevadas o heladas si no es necesario, especialmente las personas de avanzada edad. Es importante recordar que han de evitarse los desplazamientos en vehículos particulares siempre que no sea necesario. Se recuerda también a los vecinos que es preciso disponer de alimentos y combustibles ante un posible periodo de aislamiento, preparar un botiquín de primeros auxilios y disponer de una radio para estar informado de la evolución del tiempo.

 

Así mismo es conveniente contar con velas, linternas, y pilas cargadas ante la previsión de cortes del suministro eléctrico. Como parte de la rutina invernal es importante revisar con antelación las tuberías, protegiéndolas con aislantes térmicos para evitar la rotura por congelación y se recuerda que tenga cuidado con estufas de carbón, eléctricas o de gas, procurando que no estén próximas a elementos altamente combustibles como visillos o cortinas.

 

Finalmente, se insta a todos los vecinos que, en caso de nevadas que obstaculicen la entrada o salida de sus viviendas, deben colaborar en la retirada de dicha nieve, tal y como establece el artículo 17 de la Ordenanza Municipal de Limpieza de os Espacios Públicos y Gestión de Residuos. Por este motivo, es conveniente que los vecinos dispongan de sal para evitar la acumulación de hielo o nieve y, se agradece de antemano la colaboración de todos para sobrellevar de la mejor manera posible estas inclemencias meteorológicas.