Este es el comunicado que ha emitido el Ayuntamiento de Moraleja de Enmedio:

El Partido Socialista de Moraleja de Enmedio llega al Gobierno municipal en las últimas elecciones de mayo de 2015, tras 16 años de gobierno continuado del Partido Popular. La situación económica y financiera con la que se encuentra este equipo de gobierno ha sido desastrosa y de quiebra absoluta desde el inicio, se debían nominas a los trabajadores, no se pagaban la Seguridad Social ni la Retenciones de los trabajadores, no había liquidez en las cuentas municipales para poder hacer frente a los pagos ordinarios. Nunca por parte del sindicato CSIF ha denunciado este hecho ni han realizado protesta alguna al Ayuntamiento.

 

Los trabajadores municipales de obras y servicios no tenían el material suficiente para poder realizar sus tareas diarias, los agentes de la Policía Local no contaban con chalecos antibalas ni con vehículos para poder patrullar. Nunca por parte del sindicato CSIF ha denunciado este hecho ni han realizado protesta alguna al Ayuntamiento.

 

En la actualidad la Concejalía de Obras y Servicios está dotada en gran parte de herramientas y material para que los trabajadores realicen sus tareas diarias y la Policía Local ya cuentan con una dotación de chalecos antibalas que se adaptan a la talla de cada agente y de vehículos para patrullar. A esa falta de liquidez, se unía una deuda a la Agencia Tributaria y a la Seguridad Social de 6.377.847, 68 euros ya que no se pagaban las cuotas desde el año 2006. Para hacer frente a esa grave situación, y después de múltiples conversaciones y gestiones, se abrieron Fondos de Ordenación por la Secretaría de Financiación Autonómica y Local del Ministerio de Hacienda, y pudimos financiar toda esa deuda con la finalidad de cuantificar y determinar su importe y paralizar los intereses de toda la deuda. En la actualidad, el Ayuntamiento de Moraleja de Enmedio tiene diversas operaciones financieras a través de los diferentes Fondos.

Captura_de_pantalla_201-02-1_a_las_115

Uno de los requisitos para acceder a los citados Fondos de Ordenación, ha sido la aprobación y la imposición de un Plan de Ajuste impuesto por el Ministerio, lo que supone en la práctica que tenemos un Ayuntamiento intervenido económicamente, que nos limita en cuanto al gasto y nos exige la generación de más ingresos. El importe de la nómina de los empleados públicos era superior al 80% de los ingresos y en la actualidad viene a ser el 70% de los ingresos municipales, ya que el Ayuntamiento cuenta con unos 100 empleados entre funcionarios y personal laboral y desde este equipo de gobierno y con la finalidad de cumplir con ese Plan de Ajuste en la medida de lo posible, se han realizado los ajustes imprescindibles en materia de personal.

 

Por otro lado, el Equipo de Gobierno se redujo un 50 % los salarios en relación con los salarios del equipo anterior (Partido Popular). En el año 2015 el Ayuntamiento no contaba con un contrato de Prevención de Riesgos Laborales y el equipo municipal socialista tuvo que iniciar todos los trámites para poder contratar la Prevención de Riesgos Laborales que actualmente sigue en vigor. Nunca por parte del sindicato CSIF ha denunciado este hecho ni han realizado protesta alguna al Ayuntamiento. En relación con los empleados municipales, esta Corporación se encontró con que no había una Relación de Puestos de Trabajo aprobada ni publicada, que contara con una valoración objetiva de los puestos, pues el anterior equipo de gobierno, había encargado ese trabajo a una empresa y no se había desarrollado, y se quedó en su fase inicial.

 

Recordamos que en el Presupuesto General del 2015 aprobado por el Partido Popular se subieron el Complemento Específico a la Interventora Municipal, Tecnico de Medio Ambiente (pareja del exalcalde) Arquitecto y Tesorera Municipal, de alrededor de 1.000 euros mensuales por puesto, sin valoración alguna. Dentro de ese presupuesto se amortizaban alrededor de 30 plazas. Recordamos que durante el periodo de aprobación del Presupuesto Municipal del 2015 ocupaba la plaza de secretaria accidental del Ayuntamiento, el auxiliar administrativo M.C.R. que por entonces era Secretaria de la Sección Sindical CSIF siendo conocedora de todo esto y nunca por su parte y por la del sindicato CSIF denunciado este hecho ni han realizado protesta alguna al Ayuntamiento.

 

En la actualidad la Secretaria de la Sección Sindical CSIF sigue siendo la misma persona, M.C.R. Por este motivo y con la finalidad de obtener una valoración objetiva y que plasmara la realidad, se encargó este trabajo a una empresa externa. El proyecto ha sido objeto de negociación en diferentes Mesas con los sindicatos, ya que el proyecto de RPT se sometió a negociación por primera vez el día 23 de febrero de 2018, y tras ocho Mesas y más de cinco meses, el día 26 de julio de 2018, se celebró la última Mesa sin acuerdo alguno con el sindicato.

 

El CSIF se ha levantado de las Mesas de Negociación sin querer hablar de negociación en al menos 3 mesas, y sin acudir a la última Mesa de Negociación, lo que revela de forma clara la intención negociadora por parte del CSIF. Desde el Equipo de Gobierno se entiende que, para poder realizar negociación de cualquier tipo, las partes negociadoras deben presentar propuestas que propicien el acuerdo, y por parte del CSIF jamás se ha presentado alguna propuesta alternativa desde la que realizar una negociación real sobre aspectos laborales o sociales con respecto a este colectivo, el sindicato CSIF quiere fomentar la alarma social enviado comunicados a prensa y al Partido Popular en vez de sentarse a negociar y queriendo sacar rédito político a su sindicato.

 

En la citada relación de los puestos de trabajo, la valoración ha resultado que había una brecha salarial importante entre unos y otros trabajadores. En algunos casos como son policía local, y funcionarios de habilitación nacional y puestos técnicos la valoración es inferior a la que actualmente se está abonando, y por este motivo, el proyecto de RPT, recoge bajadas de sueldo de esos colectivos para adaptarlos a la realidad. En el caso de algunos trabajadores estaban muy por debajo de la Valoración, por lo que la RPT recoge subida de sueldos en dichos puestos para adaptarlos a la realidad. Incluso, estando el procedimiento en su fase de aprobación inicial, la Corporación está estudiando establecer Complementos Personales Transitorios (C.P.T) que minoren esa bajada de sueldos. En abril del 2018 a la Policía Local se realizó la integración del grupo C2 al C1, lo que supuso un incremento en las retribuciones, que no se ha realizado en la mayoría de los Ayuntamientos, ya que se debería de haber negociado el Complemento Específico y no se ha hecho. No se ha bajado el sueldo, si no que se ha subido.

 

Durante los últimos meses se han aplicado subidas legales impuestas por la Ley de Presupuestos Generales del Estado siendo estas en el año 2018 de 1,5% + 0,25% y en el año 2019 se ha subido un 2,25% tanto a funcionarios como a empleados laborales siendo la iniciativa del Equipo de Gobierno ya que se debería de haber negociado la subida a los laborales, entendiendo este Equipo de Gobierno que no había que hacer distinciones con los empleados. Nuestro concepto de sindicato es la de un colectivo de trabajadores que se unen para defender colectivamente sus intereses, y deben tomar conciencia del escenario en el que se mueven y los intereses de todas las partes. No entendemos la labor sindical fuera de este objetivo. El CSIF no muestra intención negociadora, más bien todo lo contrario, parece que su único objetivo es el de dificultar la acción de gobierno al coste que sea, y quizá los movimientos que están realizando en la actualidad entre ellas la convocatoria de concentración solicitada frente a la Sede del PSOE-M no es más que un acto de precampaña del Partido Popular, parece ser que junto con la Secretaria de la Sección Sindical CSIF.