El Centro Cívico José Saramago acogía el pasado lunes 3 de Diciembre el acto conmemorativo del XL aniversario de la Constitución Española, en el que se hizo entrega de la concesión de honores y distinciones de la Villa de Leganés.

 

El alcalde, Santiago Llorente, entregó los reconocimientos de Hijo Predilecto de Leganés a Daniel Carvajal y Salustiano Toribio y también se nombró Hijo Adoptivo de Leganés a título póstumo a Manuel Espinar, recientemente fallecido. El acto también sirvió para reconocer a los ponentes de la Constitución de 1978.

 

Los portavoces de los distintos Grupos municipales y el exconcejal no adscrito Jorge Pérez intervinieron en la apertura del XL aniversario de la Constitución Española antes de realizar la entrega de concesiones de honores. Posteriormente el primer edil tomó la palabra para cerrar el acto con la actuación de la Banda Sinfónica y la Coral Polifónica de la Escuela-Conservatorio de Leganés, dirigida por Iván Méndez.

 

Santiago Llorente apeló en su discurso al espíritu de consenso, concordia y trabajo en equipo para mejorar la ciudad. “Celebramos el 40 aniversario de la Constitución. Es la que ha hecho posible la justicia social, el Estado de bienestar y la pluralidad de nuestra sociedad y ese es el papel que debe seguir realizando. Sin embargo, nuestra sociedad no es la misma y por eso es necesaria su reforma”, destacó el alcalde en su intervención.

 

Tras entregar los reconocimientos a los galardonados y felicitarles, Santiago Llorente también envió un mensaje en aras del trabajo en equipo para continuar avanzando entre todos. “España se ha transformado tan profundamente que necesitamos extender y garantizar con suficiencia los derechos fundamentales, principalmente los derechos sociales básicos”, detalló.

 

“Leganés es el lugar donde han nacido mis sueños”, dijo Carvajal

En su discurso, el jugador del Real Madrid y la selección española Daniel Carvajal agradeció este reconocimiento recordando sus inicios en Leganés. “Una gran ciudad, mi ciudad, el lugar donde me he criado y donde han nacido mis sueños, que a día de hoy puedo decir que los he cumplido. Esta distinción es un motivo más para sentirme eternamente vinculado a Leganés”, destacó el futbolista.

 

Posteriormente Salustiano Toribio recogía su reconocimiento. “Espero que este privilegio que me dan también lo disfrute todo el pueblo de Leganés”, describía por su parte Toribio, que se describió como “una persona de campo”. “Estuve en Francia exiliado. Volví a la misma casa donde trabajé, entré a los 10 años y me jubilé a los 66”, señaló.

 

Por su parte, Jesús Pérez Pérez, compañero y persona muy cercana a Manuel Espinar, recogía el título de Hijo Adoptivo de la Villa de Leganés al que fuera concejal del Ayuntamiento y recientemente fallecido. “No se entendería ninguna de las luchas por causas justas en Leganés ni en otros municipios alrededor en los últimos 35 años sin la figura de Manuel Espinar”, describía.