En el trailer y las fotografías del último fiasco subvencionado de Alejandro Amenábar, titulado “Mientras dure la Guerra”, y sufragado con dos millones de euros de dinero público proveniente de nuestros impuestos, se puede observar

 justo al comienzo como unos soldados alzados irrumpen violentamente y a gritos en la Plaza Mayor de Salamanca, empuñando sus armas y encañonando a la gente que allí se agolpaba, incluidas ametralladoras pesadas.

pelicula_amenabar

Película que ha disfrutado de subvenciones del Estado Español, del Ayuntamiento de Salamanca y de la Unión Europea, y si no han pillado más, es porque ya no quedaba nadie más de donde pillar.

Ese Trailer y la película nos reflejan una Salamanca sometida presuntamente al terror de Franco y sus militares, una Ciudad donde imperaba el odio y el miedo, pero nada más lejos de la realidad….

Basta ir a la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional y entrar dentro de la colección fotográfica de “Salamanca – Historia – 1936 – 1939”, para observar en sus instantáneas fotográficas que si hubo una Ciudad más franquista, esa fue Salamanca, y si hubo una Universidad más franquista, esa fue la de Salamanca, instituciones públicas que ahora pretenden lavar su pasado colaborando con el nuevo fiasco de Amenábar.

Actos_oficiales_en_la_Plaza_Mayor_de_Salamanca_Material_grafico__1

Actos oficiales en la Plaza Mayor de Salamanca

Manifestacion_en_Salamanca_celebrando_la_toma_de_Santander_Material_grafico__11

Manifestación en Salamanca celebrando la toma de Santander

Manifestacion_en_Salamanca_celebrando_la_toma_de_Santander_Material_grafico__15

Manifestación en Salamanca celebrando la toma de Santander

Manifestacion_en_Salamanca_celebrando_la_toma_de_Santander_Material_grafico__17

Manifestación en Salamanca celebrando la toma de Santander

Fotografías donde los soldados nacionales no amenazan ni encañonan a la gente, sino cantan y desfilan arropados por los salmantinos, donde los niños y las mujeres de esa Ciudad no lloran aterrorizadas, sino que son las más felices, porque tienen motivos sobrados para serlo, donde las sonrisas destacan sobremanera, y donde un mar de brazos en alto se funde en preciosas fotos de esa Plaza Mayor sin igual.

Manifestacion_en_Salamanca_celebrando_la_toma_de_Santander_Material_grafico__1_1

Manifestación en Salamanca celebrando la toma de Santander

Le vamos a tener que agradecer a Amenábar y a los actuales políticos, que nos hayan ayudado a redescubrir esa Salamanca leal a la España Nacional, ese Templo de la Sabiduría entregado a la lucha por la Civilización, esa Plaza Mayor de Salamanca entregada a una Causa, la misma de la que ahora Amenábar nos pretende dar una imagen falsa y tergiversada a golpe de impuestos y subvenciones de los españoles.

Manifestacion_en_Salamanca_celebrando_la_toma_de_Santander_Material_grafico__3

Manifestación en Salamanca celebrando la toma de Santander

En esa Plaza Mayor no se amenazaba a nadie, Señor Amenábar, esa Plaza era el espejo de la alegría y el fervor de un Pueblo que sentía como muy propia que aquella lucha era justa y legítima, como nos dicen a gritos esas fotos que hoy afloran como rosales en Primavera.