En un momento en el que las salas de cine languidecen, apenas quedan unas pocas en la capital y la costumbre de ir se pierde, surge la esperanza con este bello proyecto mk2 en colaboración con el Institut fraçaise de Madrid.

Si bien, ya existía en nuestro país, en Sevilla con el circuito cinematográfico Cine/Sur y en el Palacio de Hielo, ahora abre sus puertas en pleno corazón de la capital, para tomarle el pulso y deleitarnos con un tipo de cine, en extinción, más de autor, en V.O.  subtitulada.

La idea, del genial Marin Karmitz, que allá por el 74, se da cuenta de que apenas existían salas de este tipo, y que el cine, muy ligado a la Cultura, debía de ocupar espacios unidos a otros placeres como la lectura, o una buena charla con un café entre amigos. Así surgió mk2 cinémas.  Baluarte de la diversidad. En el popular barrio de La Bastille.  Ahora con más de 100 salas. Toda una filosofía urbana bien exportada.

Desde ya, de viernes a domingo, los espectadores podrán disfrutar en el Teatro de Institut fraçaise, de una variada programación, dando prioridad a la difusión de cintas en lengua francesa y otras coproducciones mundiales.

Se traza así un nuevo paisaje en este desalentador momento, cargado de plataformas digitales, series de televisión, Internet, pero que no le hacen sombra, porque el cine en formato grande “es una necesidad”. Porque este es un espacio abierto, para todo tipo de público, que quieran algo más que lo clásico. “Un espacio de vida, para cambiar la vida”, como reconoce Karmitz, con el que ha querido devolver al pueblo español, toda “la satisfacción que ha recibido” a lo largo de su trayectoria, como director y productor.

También habrá algo más que cine.  La posibilidad de encuentros con cineastas, gente de la industria, distribuidores, a los que agradece su gran labor de apoyo y difusión.  Preestrenos, ciclos específicos o eventos singulares, como el mk2 Corto Fest.

Nace así un nuevo punto de encuentro, abierto al debate y la reflexión en torno a otro concepto de cine.  Más social, con una base de pleno aprendizaje.  Reconoce que ha “enseñado a leer a más de cinco millones en Francia”. Transformador, más allá de la simple idea del ocio tal y como le conocemos.

Texto: César Serna

Mk2 Institut française, (ver programación)