El Servicio Municipal de Parques y Jardines de la Concejalía de Medio Ambiente ha procedido a renovar el acolchado exterior del castaño centenario (Castanea sativa) del arroyo del Avispero, al final de la Carretera de Robledo de Chavela, con el objetivo de mejorar sus condiciones de vida y que este querido árbol esté mucho más tiempo con nosotros.

Para muchos sanlorentinos es una agradable rutina diaria pasear hasta el castaño, y algunos de ellos no pueden resistir la tentación de abrazar al árbol. Estamos seguros de que les proporciona un gran bienestar, pero tenemos que pedirles que respeten la señalización que lo prohibe, y no entren en el perímetro acotado, que también se ha renovado. La razón es muy sencilla, las pisadas de los visitantes en la base del árbol hace que se compacte el terreno y no penetre el aire hasta las raíces, dañando la salud del ejemplar.

Recordamos que hace cuatro años se procedió a descompactar y airear su base de raíces, con «air spade»,  un instrumento de excavación de aire que sirve, entre otras aplicaciones de la arboricultura, para localizar, estudiar y descubrir las raíces de los árboles sin dañarlas, con el fin de mejorar su vida.