Indignación en los servicios de Urgencia y Emergencias de  la Comunidad de Madrid. Un grupo de trabajadores del Summa112 ha manifestado su descontento con “la política de recorte año tras año”. Un escenario que ha desencadenado en “el gran descontento de los trabajadores del servicio, que observaban cómo de forma progresiva se estaba deteriorando la calidad asistencial, con un aumento progresivo de la carga de trabajo ocasionada, en parte por la escasa contratación y/o contratación precaria y en parte por la existencia de una Consejería/Gerencia opaca que no contemplaba los problemas reales de los trabajadores del servicio”.

 

Los profesionales del Summa112 formaron, “hace más de tres años de forma casi espontánea”, un sindicato de ámbito exclusivo del Summa112,  que denominamos Summat ( asamblea de trabajadores del Summa112). Una representación que asegura que “la plantilla total del Summa112 no llega a los 2.000 trabajadores, siendo unos 1.700 los sanitarios. Con esa plantilla, en 2017, el Summa112 recibió casi 800.000 llamadas asistenciales, además de 318.000 no asistenciales”.

 

En este sentido, apuntan que “desde hace años, el creciente aumento de la demanda asistencial, la insuficiente dotación de la Atención Primaria, la escasez de profesionales sanitarios (fundamentalmente médicos), y la mala gestión de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y de la dirección del Summa112, han provocado que se vivan situaciones que ponen en peligro la integridad física y la vida de los habitantes de los municipios que ustedes presiden”.

 

“Los profesionales sanitarios del SUMMA 112 han ido sufriendo todo tipo de avatares profesionales: disminución  y congelación de salarios, aumento de la jornada laboral gratuitamente, agravios comparativos con profesionales de Hospitales y Atención Primaria, precariedad en los contratos laborales, deterioro del equipamiento con que hacer frente a su trabajo”, puntualizan.

 

En consecuencia, afirman haber llegado a una situación en la que la cobertura de los dispositivos nunca es del 100 por cien, ni siquiera en los obligatorios servicios mínimos del 100 por cien que impone la Administración cuando los trabajadores del Summa112 convocan una huelga. Esta situación se acentúa en períodos festivos como Navidad o Semana Santa, o verano, o cuando la climatología  provoca enfermedades y bajas laborales entre el personal sanitario en los meses de invierno.