Además de la construcción de un paso canadiense en el acceso al Monte del Pilar por la urbanización Pinar del Plantío, el Consistorio majariego ha comenzado la colocación de un mallazo de acero, de gran resistencia, para reforzar la valla existente.
Dicho mallazo se está instalando a lo largo de un kilometro y medio en la zona por la que se ha detectado que acceden los jabalíes a las urbanizaciones
colindantes y tiene dos metros de altura, lo que permite que se entierre varios centímetros en el suelo para evitar que los jabalíes escarben y hagan túneles para salvar el obstáculo, como ocurre con la alambrada cinegética y de simple torsión. Esta actuación finalizará el próximo mes de febrero.
Además, el Ayuntamiento de Majadahonda pondrá en marcha en los próximos meses el control sanitario de los jabalíes mediante la instalación de jaulas trampa en los puntos de riesgo para llevar a cabo un descaste controlado.