VOX en Rivas ha trasladado su apoyo a los padres del colegio Luyfe Rivas y a la dirección del AMPA asistiendo a la concentración frente al Ayuntamiento durante la tarde del viernes 8 de febrero, en contra de la discriminación a la que el gobierno municipal está sometiendo a los padres de este colegio.

 

El municipio de Rivas Vaciamadrid padece un gran problema de estacionamiento público en las cercanías de todos los colegios, independientemente de su tipología, que fuerza a que los padres tengan que aparcar temporalmente en dobles filas, en lugares no habilitados para el aparcamiento, etc.

Especialmente se produce en colegios ubicados en las zonas urbanizadas con viviendas unifamiliares, que debido a la gran distancia entre las viviendas y los centros escolares implica que los padres tengan que transportar a sus hijos a los colegios en sus vehículos privados. La medida impuesta por el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Rivas a los padres del colegio de Luyfe Rivas, de permitir sólo 5 minutos de aparcamiento en las proximidades del colegio, siendo desproporcionada, injusta, discriminatoria y nada funcional pues muchos de los padres tienen hijos en edad de educación infantil y con esos escasos 5 minutos no les cubre para llevar a clase a sus hijos, especialmente si necesitan además llevar a otros hijos en sillas de bebé, con lo que se tarda en montar.

La persecución del gobierno municipal, a través de la imposición de multas de aparcamiento por parte de la policía local de Rivas en el colegio privado, supone un claro ataque al derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos.

En VOX han querido mostrar como hecho esencial de nuestro partido el apoyo a la libertad educativa, donde los padres dispongan de una auténtica libertad para elegir la educación de sus hijos, empezando por la elección del colegio y sin sufrir por ello discriminación ni acoso por parte de quien gobierne en casa momento. Desde VOX Rivas exigen al Ayuntamiento buscar soluciones apropiadas en todos los colegios de Rivas, sin discriminación del tipo del colegio, para equilibrar la necesidad de los padres de aparcamiento durante la recogida de los niños y la fluidez de tráfico en las calles así como las necesidades de los vecinos de cada centro escolar.