Compartir en:

 

Martín Sáenz de Ynestrillas, número 1 por ADÑ en las elecciones europeas, valora para El Correo de Madrid los resultados de las mismas y los factores que fueron determinantes para no entrar en el Parlamento. También, con el ánimo y la ilusión intactos, reflexiona sobre el futuro de la coalición ADÑ en un futuro cercano.

 

¿Cómo valora los resultados de las europeas en general?

Con cierto optimismo. Es cierto que ni nosotros ni los partidos de otras naciones con los que sentíamos cierta afinidad de planteamientos hemos obtenido representación parlamentaria, pero no es menos cierto que el gran vencedor, en cualquiera de sus formas, ha sido el euroescepticismo. Sin duda sus representantes dejan mucho que desear en relación con lo que hubiéramos preferido, pero la apisonadora unioneuropeista, que pretendía triturar lo que queda de soberanías nacionales se va a ver frenada por un largo período de tiempo, quizá durante el tiempo suficiente para volver a intentarlo los identitarios social patriotas.

 

Sin embargo, no es menos cierto que estos éxitos han venido precedidos de renuncias significativas, de cara a homologar a estas formaciones en el entramado social demócrata liberal conservador que conforma el Parlamento Europeo y eso puede ser preocupante. Veamos lo que pasa en un futuro próximo.


¿Es una decepción para ADÑ no haber entrado?

En absoluto. Es un reto, un  objetivo a cinco años vista, una oportunidad de hacer bien las cosas y llegar a donde por ahora no hemos llegado. Esta campaña nos ha dado la posibilidad de movilizar 12000 votos, más de 200 apoderados y mucha ilusión dormida. Y tambien nos ha enseñado a no sobrevalorar los mundos de internet en detrimento de la gente de la calle, a pulir nuestra estrategia sin cambiar de bandera, a soportar criticas feroces de quienes jamás apostaron por nosotros, pero se creen con el derecho a opinar sobre nuestra estrategia y nuestra táctica. Siempre tienes a alguien que tiene la fórmula mágica. Esto curte, enseña, afianza.


¿Cómo está la moral de la coalición?

Tras las primeras horas, que muchos vivimos presenciando los recuentos primero e informando en directo, después, y donde no podemos negar una cierta desilusión por haber quedado por debajo de nuestras peores expectativas, la reconstrucción anímica ha sido buena y ya estamos trazando las líneas maestras para los próximos cuatro o cinco años. Estudiado lo positivo, que ha sido mucho, y lo que ha salido bien, que no es poco, el ánimo y la ilusión han regresado.


¿Qué factores han podido ser decisivos para no llegar a los votos necesarios?

Yo creo que han sido tres: el fenómeno Vox, que ha pescado en nuestros caladeros para acto seguido empezar a derrumbarse, habiendonos causado, previamente, estragos tanto en el votante como entre los militantes; el no llegar al 100% de la población e informar de la existencia de una formación política coaligada, de cuya existencia no sabía nada en el momento de votar el ciudadano cansado de soluciones habituales. Sin embargo no nos conocía, no nos ponía cara y no se ha inclinado por nosotros por pura ignorancia de la existencia de la opción. Responsable directo, pese al enorme trabajo de promoción llevado a cabo, de este problema es el silencio mediático general (no así del alternativo) y, por supuesto, el exiguo presupuesto dispuesto, y que ha sido muy, muy limitado y procedente de los bolsillos de los comprometidos militantes y votantes.

El siguiente causante hemos sido nosotros mismos, que en ocasiones no nos hemos creído nuestro propio proyecto, o no lo hemos sabido explicar a nivel nacional con precisión. Tambien sobre eso hemos empezado a evaluar la validez  de estrategias y tácticas, pero mientras eso llega, seguiremos peleando.

 

Estos resultados, ¿en qué medida pueden afectar al futuro de la coalición?

La desilusión es algo que no nos podemos permitir y ya hemos anunciado que seguiremos trabajando juntos por valores inmutables y contenidos sociales, casi en solirario. Mejor juntos, sin duda. Ya veremos como nos las amañamos.

 

¿Cuáles son los próximos objetivos a corto y medio plazo?
Construir más y mejor alianza, consolidarla, llevarla a todos los rincones de España, sumar cuanto podamos e incorporar más socialpatriotas a la coalición.


Para finalizar, ¿podría dar un mensaje de ánimo a todas las personas que les han votado?

Que sepan que solo hay un camino: la perseverancia en los mensajes y la estrategia adecuada. Estoy convencido que somos nosotros mismos los que le daremos la vuelta a esto. Y para eso hay que trabajar mucho todos los días, con convicción de victoria y de poseer la verdad. Poco a poco, pero sin pausa.

 

Compartir en:

Relacionados