Carlos Falcó pasó una noche en el calabozo por una discusión con su mujer.

 Ocurrió el pasado 24 de febrero por la noche. Tras una discusión entre el y su mujer Esther Doña, se presentó la policía en la habitación del hotel Eurobuilding de Madrid, dónde pasaban la noche.

 

Cerca de la 1:30 de la madrugada, los huéspedes de las habitaciones colindantes escucharon una discusión, en el silencio de la noche los ruidos se escuchan con mas intensidad y optaron por llamar a la policía.

 

A las dos de la mañana, dos agentes de policía se personaron en la habitación del matrimonio de dónde provenía la discusión. Eran un hombre y una mujer que discutían. Eran Carlos Falcó y Esther Doña, Marqueses de Griñon.

 

Los agentes se encontraron con una pareja que reconoció que estaban discutiendo, los dos reconocieron la discusión. Los agentes decidieron llevarse a Carlos Falcó a la comisaría en virtud de la Ley de Violencia de Género y recomendaron a Esther Doña que le denunciara. 

 

A pesar de que Esther Doña no presentó ninguna denuncia, los policías decidieron actuar de oficio, interponiendo una denuncia por presunto delito de violencia de género, causando un daño irreparable como es que una persona inocente pase una noche en la cárcel.

 

Carlos Falcó explicó. "Llegué a Madrid tarde procedente de Sevilla, donde había estado en una presentación de vinos. Esther estaba esperándome en el hotel y llegué a las diez de la noche", Según él, decidieron cenar en el restaurante japonés Sushi99, sito en el mismo hotel. "Por parte de Esther en ese momento había una situación de ansiedad y dolor y la discusión empezó durante la cena". Para no continuar con la discusión en público decidieron ir a la habitación para seguir con ella en privado, los huéspedes al escucharla llamaron ala policía. "Esa noche estuve en la comisaría" manifiesta el Marqués de Griñon. "Por la mañana me trasladaron a otra dependencia distinta en coche".

 

Una vez que declaró ante el Juez. Carlos Falcó quedó libre y sin cargos.

 

¿Qué matrimonio no ha discutido alguna vez?Espero que usted nunca sea detenido por discutir con su mujer, pero cuidado, que con esta Ley en vigor, le puede ocurrir, para evitarlo tendrá que ejercer de pelele y dar la razón en todo a su mujer, aunque esté equivocada, porque de lo contrario, si discute, podrá ser detenido y pasará una noche en el calabozo, como de hecho le ocurrió a Carlos Falcó.

 

Según el artículo 14 de la Constitución española. “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”

 

Evidentemente en este caso no se cumple dicho artículo, como se ha podido comprobar. Discuten los dos, como de hecho lo reconocen ambos ante la propia policía, pero solo le detienen a el. 

 

Además, si usted llama al teléfono 016, línea gratuita de asistencia y prevención de violencia de género, y manifiesta que un hombre está siendo maltratado por una mujer, le contestan que ellos no pueden hacer nada. O sea, se habilita una línea telefónica especial de asistencia y prevención de presuntos delitos que es solo para un solo género.

 

También el artículo 24.2 de nuestra Constitución, entre otras cosas dice, que todas las personas tienen derecho a la presunción de inocencia.

 

Este derecho de presunción de inocencia supone que toda persona que es denunciada por delito conserva su cualidad de inocente hasta que se demuestre su culpabilidad. Así mismo, el derecho a la presunción de inocencia supone que el denunciado no tiene la carga de probar su inocencia sino que es el denunciante quien tiene que probar la culpabilidad de la persona a la que ha denunciado. Por tanto, ante una denuncia sin unas pruebas concluyentes e inequívocas no se debe detener a una persona, porque en un juicio no sería condenado.

 

Por otra parte, el principio in dubio pro reo es un principio del derecho penal por el cual el Juez, a la hora de valorar y apreciar una prueba, deberá actuar a favor del reo, es decir, si a pesar de que exista una prueba en contra de una persona, existe una duda razonable sobre su culpabilidad  no se le puede condenar.

 

En ambos casos, es decir con la presunción de inocencia y con el principio in dubio pro reo, no se puede condenar a una persona sin unas pruebas inequívocas y concluyentes que demuestren su culpabilidad. Por tanto, no se debería poder detener a un hombre para que pase una noche en la cárcel por una simple denuncia sin pruebas.

 

Cuál debería ser la compensación por permanecer injustamente una noche en un calabozo. Para mí no existe compensación alguna. Por eso en España, tenemos un derecho tan garantista, para evitar precisamente que un inocente pase injustamente en una celda, aunque sea solo una noche.

 

Las leyes españolas establecen que se cumplan estos requisitos para condenar a una persona, pero en el caso de esta injusta Ley no ocurre así. Lo normal sería, que ocurriera lo mismo que con el resto de denuncias de todo tipo. Pues no. En el caso particular de la aplicación de esta Ley todo cambia y en contra de lo habitual, que es, que ante una denuncia se cite al denunciado, declaren las partes y el Juez ante las declaraciones y las pruebas decida lo que considere oportuno. Con esta Ley no ocurre lo habitual. Si una mujer denuncia a un hombre, aunque sea falsamente y no tenga pruebas, detienen al hombre, le llevan a la cárcel y luego ya veremos.

 

Para que una Ley sea justa debe tener sentido común y la actual Ley de Violencia de Género no lo tiene. Pero es que además, está mal llamada, porque solo es para violencia del género masculino hacia el femenino, no de violencia recíproca entre ambos géneros.

Es una Ley que carece de sentido común y profundamente injusta en la que hombres y mujeres ante los mismos hechos son tratados de manera distinta, por tanto es inconstitucional.

 

En esta injusta Ley, los hombres son presuntamente culpables y por ello son detenidos, mientras que las mujeres son presuntamente inocentes. Por tanto es inaceptable y abusivo este trato discriminatorio entre ambos géneros.

 

Pues bien, para cambiar esta injusta Ley de Violencia de Géneropor otra Ley de Violencia Intrafamiliar que de cobertura a todo tipo de violencia de género, entre ambos géneros, independientemente de que género cometa esa violencia, solo está VOX, pero lo mas grave de todo, es que no se espera a nadie mas.

 

Al resto de los partidos políticos actuales les parece perfecta esta actual Ley de Violencia de Género, por eso ninguno la ha llevado ante el Tribunal Constitucional.

 

Según el artículo 162 de nuestra constitución, para poder interponer un recurso de inconstitucionalidad es necesario que lo presenten algunas de estas figuras, Presidente del Gobierno, el Defensor del Pueblo, 50 Diputados, 50 Senadores, los órganos colegiados ejecutivos de las Comunidades Autónomas y, en su caso, las Asambleas de las mismas.

 

Por ello, como dijo Abascal, VOX es un movimiento patriótico de salvación de la unidad nacional y de la libertad, siendo absolutamente necesaria su existencia y si no, habría que inventarlo para que alguien defienda de verdad la libertad en España. Pero sin duda, con estas situaciones incomprensibles y sin sentido común alguno, VOX no parará de crecer.