He leído hace poco el aumento tremendo de los delitos y con ello de la delincuencia en este país, muchos de ellos creo que son delitos sexuales cometidos por inmigrantes y la policía, parece ser, que está desbordada o, incluso he oído que en ciertos lugares de España no se la deja ni siquiera actuar contra ellos. Es bochornoso.

Pero a mi no me sorprende el aumento, pues están entrando miles de personas que vienen, muchos, sobre todo ilegales, a través de mafias, ¿que quiero decir con esto?, pues que las mafias les pagan el viaje hasta aquí y después deben pagar ellos a su vez a esas mafias haciéndoles ''trabajitos'' en los lugares donde van, es de cajón. Y ciertos empresarios caraduras que se aprovechan y se hacen con mano de obra barata o directamente ''esclava''. 
Otro tipo de delitos, como los sexuales, es por una educación deficiente en la cual se les enseña a esos inmigrantes en sus países de origen que las mujeres son poco menos que trozos de carne con patas.Ya está bien, cortemos de raíz todo esto de una puñetera vez.
 
El aumento de la pobreza en España también es verdad que pone de su parte en el ascenso de los delitos ante la desesperación por falta de futuro del nacional. Es increíble, un país que estuvo entre las diez primeras potencias del mundo hace poco más de cuarenta años y que ahora está en crisis total y no pinta ya nada apenas en el planeta Tierra. En fin, es vergonzoso lo que se ha hecho con la obra del Caudillo.

Y, ah, señores políticos, levantar nuevas prisiones o aumentar las penas no es la solución contra la delincuencia pues, en general, no regeneran a casi nadie ademas de suponer un aumento del coste en su mantenimiento por parte del pueblo. Se necesita mucha más educación moral del individuo, darle un futuro digno laboral y dejar actuar a la policía junto con la justicia de una vez con dureza ante la delincuencia y ante el crimen. Y, a los inmigrantes ilegales, ¡puerta con ellos!, y más si están al servicio de mafias.

Siempre he dicho también que soy partidario de que la pena de muerte debería volver para poder utilizarse por ejemplo con terroristas, bestias violadoras, psicópatas, asesinos en serie o incluso con gente que entra y sale de la cárcel como si fuera su segundo hogar y que parecen cachondearse ya de la ley, sin olvidarnos de los políticos o empresarios corruptos que deberían recibir su merecido según la cantidad de dinero robado al pueblo.

Pienso también, siempre lo he dicho, que debemos acabar con las policías autonómicas para luego reorganizar y mejorar las fuerzas de policía. No debemos olvidarnos tampoco del ejército como garante de la defensa de España a nivel exterior y de su unidad a nivel interior.

Se debe dejar trabajar a la policía. Administrar al que se lo merezca más ''jarabe de porra'', que yo veo poco de eso y menos miramientos con el delincuente.

Y, por favor, hacer intervenir, sin miedo, a las fuerzas armadas cuando la unidad y el futuro de España peligran.
 
Resumiendo. Debería haber más mano dura con el crimen, con la delincuencia, con el separatismo y con la inmigración ilegal. Aunque yo, de estos gobiernos liberales, apenas espero ya nada.