Toda causa social conlleva desgaste y hoy en día, la sociedad está sometida a una presión que terminará por explotarnos en la cara.

Ministerio de Igualdad. Empezamos con una mentira puesto que estará dirigido solo por mujeres, aunque lo pagarán también los hombres. Para eso sí les quieren.

Irene Montero, la Ministra, se excusa en que no encuentra problema en que "las personas más competentes para desempeñar posiciones de responsabilidad sean mujeres". Posiciones de responsabilidad. Lo dice una señora que apenas ha trabajado en toda su vida. Y sigue: "durante muchos siglos la sociedad ha sido gobernada exclusivamente por hombres". ¡Claro! Por eso su pareja hombre ocupa una vicepresidencia.

Este gobierno es extraño y no tengo ninguna duda de alberga algún propósito oscuro.

Me pregunto si para alcanzar esa igualdad permitirán a los padres ejercer de tales durante las separaciones y divorcios, o si la igualdad para ellos consistirá en pasar la pensión a su ex y dejar de ver a sus hijos de forma asidua.

También me pregunto si buscarán trabajos para ellas allá abajo en las cloacas, donde se requiere de mano de obra para arreglar las averías que se producen. O si se pelearán para cargar camiones y repartir mercancías a los comercios por las noches o trabajar como exterminadoras de plagas. ¿Por qué las feministas no reivindican estos puestos para ellas? Seguro que les contratarían, aunque algo me dice que habría pocas aspirantes. Si buscan igualdad, que lo demuestren.

¿Hará ascos este Ministerio al dinero de los hombres? ¿Facilitará que estos denuncien a aquellas parejas mujeres que les maltratan? ¿Les tratarán con la misma equidad? Creo que conocemos la respuesta.

España necesitaría en tales aspectos de un Ministerio de Igualdad, pero mucho me temo que los tiros no van por ahí.

Irene Montero ha dejado claro que para llegar a ser Ministra apenas se necesita experiencia laboral. Mientras que a algunos camareros les exigen un par de idiomas. Y eso que al menos ella tiene estudios y no como Adriana Lastra, que se quedó en el Bachillerato. O eso dicen las malas lenguas… ¡A ver si va a ser verdad y estamos dirigidos por incultos e inexpertos!

Si lo que vamos a financiar con nuestro dinero es que más mujeres radicales griten en las calles, pidan empoderarse frente a los hombres con una gran variedad de despropósitos, lo único que conseguiremos será una mayor desigualdad. ¿Y si ese es el fin? Solo divago.

¿Los votantes del PSOE buscaban esto? Lo dudo. Pero ahora todos tendremos que soportarlo. ¿Han estafado “presuntamente” a la ciudadanía? Apuesto a que en breve ni siquiera podremos opinar. Eso me recuerda a algo… Aunque los hombres siempre tendrán la posibilidad de declararse mujeres, por muy viriles que sean. El que hace la ley, hace la trampa.

¿Tiene usted una fortaleza que rezuma virilidad por cada poro de su piel? ¿Incluso un enorme bigote? Ningún problema. Usted se declara mujer y pelillos a la mar. Nadie podrá juzgarle como a un hombre. ¿A que nos estamos volviendo locos?

La ex tenista Martina Navratilova, se ha quejado ya de esta práctica al considerar “tramposo” que mujeres transgénero (una palabra que no recoge la RAE) compitan en el deporte femenino y dice: “son hombres que decidieron ser mujeres y es insano e injusto para las mujeres que tienen que competir contra personas que, biológicamente, siguen siendo hombres". Por supuesto Martina. Se puede engañar a la sociedad, pero nunca a la naturaleza.