En esta Conferencia, Santiago Abascal me presentó al Auditorio sobre el particular.

Es evidente que todo el interés que había entonces en su persona sobre Gibraltar no se manifiesta con igual énfasis ahora que tiene un Grupo parlamentario para ponerlo en el debate político de primer nivel.
Quizá se le ha olvidado la cuestión de Gibraltar.
Es lo que suele pasar cuando tocan poder; se les nubla la vista y se olvidan de aquello que utilizaron para ganar atención entre el Pueblo Español.
Gibraltar seguirá siendo inglés; antes y durante la existencia de VOX, salvo que la hermética cúpula de ese partido cambie o tome conciencia de este problema, de la misma manera y de igual forma que Abascal transmitía en esta Conferencia.
Lo que ya tengo por cierto es que aquellos camaradas que se pasaron a VOX y que han sido depurados ya no me afearán exponer mi opinión libremente sobre VOX.
Ya han conocido de primera mano el sentido de la lealtad de la cúpula de VOX hacia sus personas.
La misma que ahora yo siento al ver esta conferencia y advertir el silencio sobre Gibraltar que hay actualmente en el Parlamento Español.
A Abascal le ha comido la lengua el gato (de Gibraltar).
Ojalá recupere el mismo empuje que tenía durante mi Conferencia.
RECTIFICAR ES DE SABIOS.