Hace escasamente una semana, "EL CORREO DE MADRID" publicaba una vehemente crónica, bajo titular "El sucio Fraude de Ley del Open Arms", a la que incorporaba pruebas gráficas, irrefutables y generadoras de prevaricación para cualquier instancia que se atreva a negarlas, de que ese buque - el "Open Arms", ariete de la ONG catalana protegida y parcialmente financiada por la Generalitat de Catraluña - ha estado cometiendo un descarado Fraude de Ley en su pretendido "rescate" marítimo de emigrantes en peligro. Antes que un "rescate", la operación del "Open Arms" constituía un sistemático "trasvase" de emigrantes, concertado con las mafias libias que los trasladaban a poca distancia de la costa. Amparándose en la Ley de Salvamento Marítimo - decíamos - el "Open Arms" ha burlado la aplicación de la Legislación que en puridad corresponde a ese negocio del "rescate", como es la relativa a la Explotación de la Inmigración Ilegal. Todo un monumental y descarado Fraude de Ley (Art. 6.4º del Código Civil), que un único partido - VOX como siempre - acaba de denunciar ante los tribunales españoles, probablemente basándose en la evidencia gráfica que nosotros aportamos días atrás.

 

En efecto, tras las consabidas dudas y vacilaciones, y sin que Pedro Sánchez rompiera su gorra veraniega en Doñana, el Gobierno español autorizó la salida del "Open Arms", que se hallaba inmovilizado en puerto, con el concreto fin de transportar determinados materiales de rescate a Grecia - nada más. La ruta le conduciría a través de su zona de corso - las aguas entre la costa libia y la isla italiana de Lampedusa - donde interrumpió su autorizada misión para iniciar la suya propia, que era la de aguardar el aviso de las mafias libias para acercarse a su costa y "rescatar" a centenares de emigrantes ilegales. Para documentar esta última misión, la stalinista Rosa Mª Mateo embarcó en el "Open Arms" a una reportera de TVE, que ha debido pasarlo mal porque, telediario a telediario, no ha hecho más que quejarse del hacinamiento y dramatizar exageradamente la situación, llegando a hablar de "mar muy agitada" y "tormenta" cuando las aguas estaban como un espejo. Una reportera de secano, evidentemente.    

 
1566405795687blob

En la fotografía - de la que no tenemos fecha - puede apreciarse la entente cordial entre la tripulación del "Open Arms" y los traficantes de Al Bija Boys en el trasvase de los "refugiados", así como la colaboración de "Médicos sin Fronteras", otra ONG a quien se acusa de facilitar este repugnante tráfico de seres humanos. El mismísimo Ramzi Alimiembro destacado de la mafia traficante, ha estado visitando el "Open Arms" de vez en cuando para coordinar las entregas e informar desde qué playas libias saldrían las pateras.  

 1566405841938blob

Un video, de cuyo contenido disponemos de una foto fija, muestra la presencia del propio Ramzi en el "Open Arms", en compañía de Mohamed Arhoma - capitán de su comando - y de un tal Andreu Rullan, que estaría actuando en aquella ocasión como jefe de operación de la ONG. En esa visita, Ramzi Ali se quejaba de la mala fama que algunos medios habrían creado en torno a su organización y afirmaba que, por el contrario, su grupo "siempre ha actuado de acuerdo con la ONG catalana" y que ésta nunca fue engañada ni amenazada por los libios - como se ha dicho para justificar la ilegalidad de su actuación. "Si en ocasiones alguna ONG se ha sentido engañada, lo ha sido por sus propios empleados embarcados en los buques", afirmó Ramzi Ali

Lo decíamos el pasado día 15 y lo repetimos ahora: "Nadie piense que no respetamos la tragedia de esas pobres gentes que, después de muchos meses de abusos y horrores, buscan una vida mejor donde les han dicho y vendido que todo es jauja, que hay trabajo por un tubo, que las gentes son acogedoras y afables, y que pronto podrán enviar a sus países de origen el fruto de tan prolongado e inhumano sufrimiento. No estamos contra ellos. Estamos contra los que explotan esta deleznable situación y, a ese respecto, tenemos que alinear junto a los cafres que desde las playas libias y marroquíes los lanzan al mar en frágiles pateras de neopreno (cuya necesaria importación masiva es perfectamente controlable y eliminable de un plumazo) a todos los que, a la sombra de políticos a ambos lados del Mediterráneo, explotan los buenos sentimientos populares operando con buques como el "Open Arms" - otra de las "embajadas" catalanas que no duda en traficar con inmigrantes calificando de "rescate" lo que no es sino un desvergonzado "trasvase" negociado con las mafias."

No hace mucho que en "El CORREO DE MADRID" denunciábamos la presunta colusión de los políticos y altos dignatarios marroquíes y españoles en una entente cordial en el manejo de pateras, su frecuencia y modus operandi.  Hemos esperado una reacción de los nuestros - por aquello de que "quien calla otorga" - y no se ha producido. En Moncloa y fuera de ella han estado todos muy calladitos. Lo que sí parece haberse producido es un timonazo de Pedro Sánchez, que de haber firmado (a espaldas del Congreso) el Pacto Global Migratorio de la ONU en Marrakesh - aceptando la invasión de centenares de miles de migrantes ilegales y la concesión de todo tipo de beneficios y prebendas a los mismos - parece haber pasado a una etapa de mutismo, no diciendo ni pio en lo que al "Open Arms" se refiere y negándole así el acceso a puerto que antes le otorgó. Claro que eso de que Pedro Sánchez diga una cosa y haga otra no es ninguna sorpresa. La mentira, la hipocresía, la falta de escrúpulos y la poca vergúenza son algunos de sus ampliamente publicitados atributos. 

Los últimos acontecimientos, sin embargo, han obligado al Gobierno a actuar: Primero, enviando a la corbeta "Audaz" a aquellas aguas, con la misión de trasvasar de nuevo a esa pobre gente y conducirla a Palma de Mallorca (misión que se ha visto alterada por la detención del "Open Arms" en Sicilia) y, en segundo lugar, iniciando una acción legal contra el buque por haber desobedecido las instrucciones iniciales y cambiado su ruta para otros fines. Y como el "Gobierno en funciones" no es de fiar y la buena gente de VOX no se chupa el dedo, este partido acaba de querellarse contra el "Open Arms" por Fraude de Ley para intervenir así como acusación particular en lo que este caso pueda dar de sí, que será mucho y purulento.

Lo que también está claro es que lo del Fraude del "Open Arms" incordia mucho al "Gobierno en funciones" porque establece un nexo entre lo que sucede en Libia y lo que a diario ocurre en el Estrecho desde donde, pese al dineral en efectivo y materiales que hemos dado a los moros, siguen llegando las pateras de "rescatados" por los mismos procedimientos, las mismas mentiras, las mismas alianzas con los propios traficantes y la misma desvergüenza que en aquellas otras costas africanas. Unas pateras que ni por milagro se atreven a desembarcar en Gibraltar (deberíamos aprender de los británicos).  En el improbable caso de que la Justicia española decida intervenir el sucio negocio de los "rescates" a un tiro de piedra de la costa libia, cabe preguntarse si también tendrá la valentía de hacerlo con el de los humanitarios "rescates" en el Estrecho, en los que tantas autoridades e instituciones nuestras están - les guste o no - profundamente involucradas. El pasado día 15 decíamos que "con toda sinceridad, lo dudamos muy mucho". Ahora, visto el comportamiento sinuoso de Pedro Sánchez - que con el moro Mohamed y con George Soros está a partir un piñón - lo dudamos aún más. A la pobre España, humilde, ignorante, crédula y confiada, que aún sigue votando a partidos históricamente traidores o ladrones, como el PSOE y sus socios de la hoz y el martillo, y que no se alarma cuando bandas de mamporreros separatistas pretenden desmembrar la Nación, cuatro años más con un Gobierno del plagiario Sánchez le traerán en materia constitucional, migratoria y económica un infierno de descomposición social, territorial y financiera de bíblicas proporciones. Y si no, al tiempo...