Cuanto más se oiga la voz de Aznar a estas alturas es peor para los intereses del PP. Que tenga que venir un cadáver político a erigirse en Mesías y oráculo del partido.

Si Casado fuese un verdadero líder no habría permitido que viniese a Aznar a darle consejos a estas alturas y más aún teniendo en cuenta lo nefasto que fue Aznar a la hora de dar privilegios al separatismo.

Como si del primo de Zumosol se tratase viene a salir en defensa de un Casado desconcertado ante el auge de Vox y sin discurso propio, pues la formación de Abascal marca a la perfección el ritmo que le interesa y pone sobre la mesa los temas que quieren.

El expresidente del Gobierno y presidente del Instituto Atlántico de Gobierno (IADG), José María Aznar, ha recomendado este martes al líder del PP, Pablo Casado, que no solo debe hacer oposición al Ejecutivo de Sánchez sino también "tiene que confrontar con Vox como si el Gobierno no existiera".

En un diálogo con Casado, titulado 'España ante un cambio de régimen', del Aula de Liderazgo IADG-UFV, Aznar ha atribuido al conflicto catalán el surgimiento de Vox y de Ciudadanos porque se adoptaron ante este problema acciones "insuficientes" o no representativas de la mayoría, con lo que ha parecido apuntar al gobierno de Rajoy.

Pero ha advertido de que ahora, ante la división de este centro derecha, "la fragmentación condena a la derrota" y el PP no tiene posibilidad de llegar al Gobierno si no consigue la unión de los votantes de este espectro político.