En la era de la información y lo digital, la competencia se ha disparado tanto fuera como dentro de la red de redes. Las empresas grandes, medianas y pequeñas se han lanzado de lleno a la creación de portales online para tratar de conquistar un público que tiene frente a él a millones de propuestas para cada necesidad que tenga. ¿Quieres comprar algo?, ¿quieres informarte sobre actualidad?, ¿necesitas contratar un servicio?

Respondas a la pregunta que respondas de forma afirmativa, una simple búsqueda en la red hace que aparezcan cientos, miles o hasta millones de resultados, y eso demuestra que la situación no es fácil para las empresas. Lo importante no es ser las primeras en un sector, ni tampoco las primeras en digitalizarse (cosa ya imposible). Lo importante es mantenerse arriba y, sobre todo, saber captar a todo aquel que entra en la web del negocio.

Una tarea para la que hacen falta profesionales especializados. El sector del marketing digital lleva tiempo creciendo y asentándose como el principal pilar para la creación, diseño y desarrollo de páginas web, amén del aliado indiscutible para mejorar la imagen de cualquier marca en este territorio. Y dentro de este campo tan concreto, el de la creación de webs, figuras como la de Javier Toledano son las que más se deben tener en cuenta. ¿Por qué? Por su capacidad para diseñar las mejores páginas web.

¿Tan importante es crear una buena web?

No es que sea importante, es que es fundamental. Si antes hemos dado ese nombre es por que Javier Toledano es un diseñador web freelance experto en WordPress. Diseña páginas con gancho, que cargan rápido y están optimizadas para SEO. En resumidas cuentas, trabaja la fórmula exacta que puede garantizar el éxito de un negocio en el ámbito digital.

Y es que no importan las campañas que se hagan en redes sociales, ni las técnicas de branding que se lleven a cabo o las iniciativas que se puedan promover por correo electrónico. Si un portal online no cuenta con un diseño bien hecho, si no está construido de forma que atraiga y atrape al consumidor en su interior, entonces cualquier otro esfuerzo es vano. No sirve de nada reforzar tu presencia en internet si no cuentas con una web adecuada.

De hecho, gran parte de la premisa de la creación de una web parte de la idea de ser original. De la misma forma que se premia la originalidad en las campañas publicitarias, esta también se premia cuando se experimenta con formatos diferentes en las webs. Lanzar mensajes de otra manera, ofrecer al consumidor una experiencia distinta al resto. Justo eso es lo que hace que se quede y que, por lo tanto, tenga más probabilidades de convertirse en un cliente.

¿Qué debe tener una web para ser buena y atractiva?

En primer lugar, debe apostar por la buena usabilidad. El cimiento de toda página web es garantizar la mejor experiencia de usuario, y para ello hay que asegurarse de que este pueda navegar por el portal de forma rápida y sencilla, que no tenga que esperar ante largos tiempos de carga, ni tampoco tener que bucear por unos menús enrevesados y difíciles de entender. Su satisfacción en este sentido debe ser la prioridad principal.

Por otra parte está la creatividad. Hay que jugar con las formas en los menús, con las maneras de ofrecer la información y, sobre todo, con lo que se quiere mostrar al usuario cuando entra. Además, las páginas con un diseño web creativo y original son las que más llaman la atención. Y captar la atención es la prioridad uno, aunque siempre va de la mano de la retención del visitante. Ambas son fundamentales para que la web demuestre un buen rendimiento y sea útil para el negocio.

Contenido de calidad, la otra gran prioridad

Sin duda, dejando a un lado todo lo relacionado con el buen diseño, y manteniendo la importancia que tiene, es imposible obviar el hecho de que el consumidor debe encontrarse con información que le resulte útil para lo que quiere. Si entran en una web buscando detalles sobre un producto o servicio y se acaban topando con algo completamente diferente, la probabilidad de que se marchen al momento es altísima. Se le debe dar al visitante lo que busca, como también complementarlo con más elementos útiles.

Por eso, incorporar secciones adicionales amén de la información sobre los productos o servicios que se ofrecen, es también necesaria. De hecho, es otro de los requisitos a cumplir si se quiere construir un portal web que sirva para mantener a la audiencia en su interior. Recuerda que la prioridad de esta, además de ofrecer una experiencia satisfactoria, es mantener al visitante dentro con cosas que le sirvan. Así se aumenta la retención, así se aumenta la conversión.

No es una tarea sencilla, pero sí debe ser la prioridad de cualquier negocio que quiera zambullirse en el océano digital para competir contra el resto del sector. La competencia es feroz en este campo, y no hay que escatimar ni en gastos, ni en tiempo, ni en recursos. A día de hoy, una web es la carta de presentación de un negocio, y si esta falla, la imagen del negocio al que pertenece se resiente por completo.

Hoy, más que nunca, la imagen digital se debe cuidar al máximo, sober todo cuando hablamos de portales web.