Les presentamos a Paloma Bellas Farré, nueva colaboradora de El Correo de Madrid. Una mujer “muy de su casa”. Para ella, entrar por la puerta y oler a “hogar” es una de las mejores sensaciones que hay. Muy familiar, su marido y sus hijas son sus pilares.

 
Se
dedica en cuerpo y alma a ellos, siendo la educación y la formación de sus tres infantas su máxima y principal preocupación. Ha trabajado en banca desde muy joven, pero sus ambiciones siempre han estado fuera del mundo financiero. Siempre ha tenido inquietud por la escritura. Su carta a Santiago Abascal fue un éxito viral, hecho que le animó a seguir escribiendo para tocar los corazones y mover conciencias.

 
¿Cómo nació su inquietud por la escritura?


Mi inquietud por escribir nació conmigo, un mes de septiembre de los años 70. Desde muy pequeña he sentido la necesidad de expresar mis emociones a través de la escritura. Mi papelera de mimbre era mi cajón “desastre”.

La carta a Santiago Abascal, que fue viral, marcó un punto de inflexión.


Sí, ciertamente. Fue muy curioso. Esa carta la escribí, mientras viajaba con mi familia a Córdoba para pasar el puente de la Inmaculada. Mi marido conducía y mis hijas dormían. Cogí mi móvil y escuchando “mi música de siempre”, empecé a escribir, metiéndome en el papel de una ciudadana preocupada por la deriva de una España que se muere. Fue un grito de súplica a Santiago Abascal. La escribí, se la leí a mi marido, le gustó mucho y la lancé “al mundo virtual”, con una aceptación completamente inesperada para mí.

¿Ahí se dio
cuenta de que podía transmitir mucho escribiendo?


Siempre he pensado que todos somos poseedores de algún don. Yo, a través de mis escritos trato de llegar al lector. Tocar su sensibilidad, y conseguir que su interior vibre tanto como el mío al escribir. No es sólo el mensaje, sino la forma de transmitirlo. No es lo que se dice, sino cómo se dice... 


Creo firmemente que la belleza no está sólo en el contenido sino en la forma que se le da a ese contenido. Busco siempre llegar a todos, independientemente de la tendencia de cada uno.


Suele escribir
de política, el tema que más le motiva cuando escribe públicamente.


Quizá por el momento convulso que estamos viviendo y por el despropósito al que nuestra sociedad está sometida. Lo que más me inquieta es dejarle a mis hijas los valores de la España que conocí yo y quizá por este motivo siento la inquietud de abordar temas políticos.


¿Qué supone para usted escribir en el Correo de Madrid?


Supone mucho, a nivel personal fundamentalmente. Es una experiencia muy bonita, que a buen seguro me enriquecerá.

¿Qué espera aportar?


Principalmente mi visión de una realidad impuesta con la que yo no comulgo. Si con esto consigo que algún lector se cuestione “esta realidad”, me daré por satisfecha.


¿Qué i
mportancia tiene que existan medios como El Correo de Madrid?


La prensa tal y como yo la conocí agoniza. Actualmente la información viaja con mucha rapidez y lo que ahora es noticia en un instante ya es pasado. Periódicos digitales como “El Correo de Madrid” se han adaptado a este modelo de información. Su importancia radica en llegar al mayor número de lectores en el menor tiempo posible, siendo creíbles frente a las “fake news”, tan agresivas últimamente.


¿Cómo valora la situación política de España y el auge de VOX?


España va a la deriva. Gritos de separatismo en el aire, corrupción en todos los partidos, inmigración descontrolada, asentamiento de mafias europeas, descrédito internacional, inflación en aumento  y un gobierno débil al más puro estilo de los "Austrias menores" con validos, donde este último espera pacientemente hacerse con el poder en la sombra (Pablo Iglesias).


Con respecto al auge de VOX, no se si será como los demás o por el contrario es sangre regeneradora, lo que si se, es que están en sintonía con mis valores personales, familiares y de Estado. Lo que me hizo darles mi confianza fue que desde el inicio, cuando no los conocía nadie, al día de hoy, no han cambiado ni una coma de esos valores.


¿Qué p
rotagonismo va a tener VOX en los próximos años?


Es muy complicado augurar el papel de VOX en un futuro inmediato de nuestro país. Sólo puedo expresar mi deseo de que sea clave en la regeneración de la democracia y que devuelva nuestra patria al puesto estratégico que nos corresponde dentro de un mundo cada vez más globalizado, sin perder de vista nuestras costumbres y tradiciones y por ende, unos valores en decadencia que bajo mi punto de vista nunca se deberían perder.