Federico Servet era un joven abogado murciano, casado y con dos hijos, que se había afiliado a Falange con 32 años, casi en el mismo momento de la fundación, había estudiado Derecho en la Universidad Central de Madrid.

Su valentía personal y su arrojo pronto le llevo a ser Jefe de la Primera línea de la Falange murciana.

En agosto de 1935 asume la Jefatura Provincial y en casi todas las acciones y combates siempre se encontraba al frente de sus camaradas.

Es nombrado Consejero Nacional de la Falange.

A principios de marzo de 1936 es desterrado a Valencia y a pesar de lo cual , el día 16 vuelve a Murcia para reunirse con todos los jefes locales.

En su viaje , le disparan en Yecla produciéndose un gran enfrentamiento a tiros y les paran en Pinoso.

El 6 de mayo es juzgado y condenado a 2 años 11 meses y 11 días de prisión por los sucesos de Yecla.

Entra en prisión junto con los camaradas Antonio Hernández Botía y Enrique García Gallud, estos dos presos por orden gubernativa.

El día 31 de mayo deciden fugarse de la prisión y gracias a dos pistolas que les habían pasado consiguen escaparse, Federico sale camino a Valencia y los otros dos camaradas a Alicante -Valencia y llegan a Mallorca ,donde son nuevamente detenidos y puestos en libertad el 19 de julio.

La fuga es espectacular y Federico se sitúa nuevamente fuera de la ley y perseguido por las autoridades republicanas.

Servet desde Valencia llega a Madrid para reunirse con "José Antonio" en la cárcel Modelo, pero el Jefe ya se encuentra preso en Alicante, por lo que se reúne con Raimundo Fernández Cuesta ,de allí se traslada a Alicante y el 8 de junio puede entrevistarse con José Antonio, este le vuelve a confirmar como Jefe Provincial de Murcia, pues en fechas anteriores le había cesado de su mando, pues Servet había contravenido sus órdenes y había mantenido contactos con grupos y partidos derechistas.

Servet, muy perseguido, se esconde en Fuente de la Higuera, trasladándose en muchas ocasiones a Murcia para mantener contacto con sus camaradas y preparar el alzamiento

El 15 de julio le detienen en el merendero "la granja ",en el momento de la detención le encuentran una pistola y 5 cargadores.

Es ingresado de nuevo en la cárcel para cumplir la condena que le habían sido impuesto con anterioridad, esta vez está incomunicado.

Pero como consecuencia del levantamiento de la Falange, el 9 de septiembre junto con otros 27 detenidos, es juzgado y acusado de un delito de rebelión militar, por intentar derrocar al régimen republicano por la fuerza.

El día 11 finaliza el juicio y a petición del fiscal , en solo 2 horas, es condenado Federico Servet y otros 9 camaradas a la pena de muerte y los demás a prisión perpetua.

El ministro republicano Ruiz-Funes gestiona su indulto, pero conocedores de ello los milicianos murcianos ,el día 13 por la mañana acuden en tropel a la cárcel para evitar que sean indultados, con el claro propósito de acabar con sus vidas.

Federico, al mando de los camaradas presos, intenta preparar una defensa desesperada , pues sabe que los van a asesinar, incluso le ayuda el hermano del famoso boxeador" Paulino Uzcudun" llamado Salvador, qué de una fuerza física increíble, incluso rompe barrotes en la prisión.

Mas la defensa es totalmente imposible, una turba de milicianos asalta la cárcel y a las 10 de la mañana fusilan a Servet y a otros 9 camaradas en el patio, sin que ni siquiera hubiera llegado el "enterado"de la condena.

El cuerpo sin vida de Federico Servet fue humillado y vejado por los milicianos rojos ,pero en la confusión del momento, su hermano Sebastián pudo recuperar el cadáver y se lo llevó.

El día antes de ser asesinado, Federico Servet y los 9 camaradas firmaron una carta dirigida al jefe local de la falange de Murcia, la que acompaño y publicó junto con la fotografía de Federico Servet

Esta es la historia de uno de los Héroes de la Falange.

(Foto inédita de Federico Servet y de la carta firmada por los condenados a muerte del archivo particular de J.M. Cepeda)